27 de enero de 2019
27.01.2019
La Opinión de A Coruña

Más de la mitad de los contenedores del concello queda sin recoger por un conflicto laboral

La plantilla se negó a sacar catorce de los 22 camiones al considerarlos averiados. La empresa admite "deficiencias menores que no impiden completar el servicio"

27.01.2019 | 00:47
Basura acumulada, ayer por la mañana, en los contenedores de la calle Villa de Negreira.

Los trabajadores de Ferrovial-Cespa, concesionaria del servicio de recogida de basura, dejaron ayer sin vaciar los contenedores de más de la mitad de los barrios al denunciar defectos en los camiones que la empresa niega. El Sindicato de Trabajadores de la Limpieza (STL), mayoritario en la compañía, argumento que "14 de los 22 camiones" que cubren este servicio no salieron la noche del viernes "por averías y por no cumplir la normativa de seguridad". Cespa, según el Concello, defiende que las "deficiencias detectadas son de carácter menor", por lo que no impiden el correcto desarrollo del servicio.

Este conflicto laboral dejó ayer numerosas bolsas de basura en los contenedores de buena parte de la ciudad, ante lo que el Concello reforzó ayer el servicio en el centro, Pescadería, A Palloza y Cuatro Caminos, las zonas más afectadas, tanto por la mañana como por la tarde. El Concello solicitó un "detallado informe" a la empresa sobre la situación de la maquinaria, que deberá entregar la próxima semana.

"Desde hace varios meses se hace insostenible el desarrollo de nuestra actividad dado el estado de la maquinaria", denuncian los empleados encargados del servicio de recogida de basura. "La empresa tiene que garantizar la seguridad de los trabajadores", explica el secretario del STL, Miguel Ángel Sánchez, que indica que esta situación también puede perjudicar daños a "viandantes y otros vehículos". Por ello, la central sindical insta al Concello a "presionar a Cespa para que renueve los vehículos".

Según la información aportada por la concesionaria al Gobierno local, las averías están relacionadas con las tulipas de las luces de los camiones y con señales de gálibo. Una serie de deficiencias que Cespa comunicó al Concello que fueron reparadas ayer en el taller para recuperar la normalidad en la recogida de basura. El secretario del STL indica que "no puede ser que los camiones sufran cinco averías cada noche", porque eso "imposibilita completar el servicio". Los vehículos de repuesto, que se usan en estas situaciones, "no cumplen la normativa de seguridad", por lo que el viernes no fueron utilizados para cubrir la recogida. Tampoco salieron a la calle cuatro barredoras de las seis que tiene la concesionaria.

El Sindicato de Trabajadores de la Limpieza ha solicitado una reunión con el Gobierno local para trasladar sus "quejas" sobre el estado de esta maquinaria. Lo "importante" para los trabajadores de Cespa es que se "garantice la seguridad", recuerda Miguel Ángel Sánchez, a quien le "gustaría que no se repitiesen" sucesos como el del pasado viernes, cuando una trabajadora resultó herida al perder los frenos de una barredora.

La concellería de Medio Ambiente solicitó información "urgente" sobre este hecho a la Policía Local y a la concesionaria, que informó de la apertura de una investigación y de un análisis del vehículo por parte de una empresa externa para evaluar la naturaleza de las causas que provocaron el incidente, ya que "la barredora volvió a la nave de servicio circulando con normalidad", según la empresa. La trabajadora tiene un latigazo cervical y sufrió heridas en ambas manos.

El Concello tiene en licitación el nuevo contrato de recogida de residuos para "modernizar y actualizar" el servicio. Este nuevo contrato contempla una inversión en maquinaria, equipos y contenedores de más de 8,3 millones de euros, según fuentes municipales, que apuntan además que los pliegos cuentan con cláusulas sociales que garantizan las condiciones laborales del curado de personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es