29 de enero de 2019
29.01.2019
La Opinión de A Coruña
Crítica

En una esquina del noroeste

29.01.2019 | 00:40

Pero, ¿qué hay en esta esquina del noroeste de Europa? ¿Cómo se explica que aquí existan dos agrupaciones instrumentales de primerísimo nivel -una orquesta sinfónica y una banda- que se cuentan entre las mejores de España? Claro que también habría que explicar por qué existe una asociación que viene haciendo ópera desde hace más de 65 años con muy elevados estándares de calidad. Que exista una sociedad Filarmónica que tiene 115 años y que tengamos una coral polifónica que va camino de cumplir siglo y medio de existencia. Por citar sólo ejemplos musicales, que también los hay en otros ámbitos: en la industria y en el deporte, por ejemplo. Hoy toca hablar de esta Banda Municipal que es un motivo más de orgullo para una ciudad, pequeña por su dimensión y muy grande por su amor a la cultura. Frente a un programa muy exigente, con dos partituras extensas que requieren una gran profesionalidad en los intérpretes (el Poema montañés y la suite del ballet Belkis) y otra, breve, pero esplendorosa por su riqueza instrumental (la extraordinaria obertura de Bernstein) la Banda estuvo perfecta, bajo la batuta de un joven y magnífico director, José Trigueros, primer percusionista de la Sinfónica de Galicia, a quien no es la primera vez que se dedican justos elogios en este diario. Los profesores de la Banda dejaron constancia (con esta peculiar manera que tienen los músicos de mostrar su reconocimiento: con los pies) de la alta estima en que tienen a Trigueros; y el público ovaciono a director e instrumento colectivo mostrando un entusiasmo por completo justificado. Un gran concierto. ¡Uno más!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es