06 de febrero de 2019
06.02.2019

Las patas de la Ciudad de las TIC

La UDC y el Clúster de empresas y profesionales impulsan un plan para resolver las necesidades de suelo del sector y resucitar la fábrica de armas que involucra a varios protagonistas

06.02.2019 | 01:11
Desde arriba, de izquierda a derecha: Ángel Olivares, Julio Abalde, Roberto Teijido, Xulio Ferreiro, Ricardo García Mira y Alberto Núñez Feijóo.

La Ciudad de las TIC es un proyecto en definición para revivir el suelo industrial de la fábrica de armas cuando la industria coruñesa tiembla por su futuro y consagrarlo además a un sector que da empleo a más de 3.000 personas y que concentra la mitad de su actividad en Galicia en A Coruña. Pero también tiene aires de convertirse en un conflicto político cuando, después de conseguir un apoyo unánime de todos los grupos municipales y el sí del Ministerio de Defensa, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, informó de que había hablado con la ministra porque su "prioridad" para el lugar es el hospital

Hace un mes que el Ministerio de Defensa dio su sí para ceder el terreno de la fábrica de armas para la Ciudad de las TIC. Este es el papel de cada una de las administraciones y personas implicadas en el plan.

Ministerio de Defensa. El departamento estatal es el titular de los terrenos de la fábrica de armas. Ha decidido revocar la concesión que firmó el Gobierno de Mariano Rajoy a la empresa Hércules de Armamento, tras ganar un concurso convocado tras la marcha de General Dynamics. El impago del canon ha detonado el fin anticipado de contrato en la factoría, que permanecía apenas sin actividad y con deudas de salarios a los empleados que quedaban. Tiene en sus manos la cesión de los terrenos. La idea inicial era volver a sacarlos a concurso pero el proyecto de la Ciudad de las TIC que les presentó el rector en Madrid el mes pasado consiguió su apoyo. Pensaron en realizar un contrato puente de cesión hasta que se conforme el consorcio que vaya a gestionar el parque tecnológico y así lo explicó en Ferrol el secretario de Defensa, Ángel Olivares. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha dicho que la ministra ha frenado este plan a petición suya porque considera "prioritario" un nuevo hospital. El Ministerio nunca ha confirmado esta bloqueo.

Universidade da Coruña. El rector coruñés es el que ha llevado el plan, promovido por el Clúster TIC, al Ministerio de Defensa y convencido al secretario de Estado de que las antiguas instalaciones pueden conservar su uso industrial, ligado a la innovación. El proyecto, para el que queda por definir la financiación, pretende que convivan empresas del sector -algunas han confirmado su presencia-, con centros de investigación universitarios y no universitarios. Habría también espacios comunes para el desarrollo de proyectos, formación y servicios. La UDC sería el punto de partida, a la que primero se le cederían terrenos e instalaciones.

Ricardo García Mira. El diputado socialista ha ejercido como mediador entre el proyecto y Defensa. La reunión que se mantuvo en Madrid con el departamento estatal fue fruto de citas y conversaciones previas con García Mira y el antiguo comité de empresa de la fábrica. El encuentro era, realmente, una "audiencia" que el secretario de Defensa concedió al parlamentario, que a su vez invitó a una delegación con UDC, trabajadores, Subdelegación del Gobierno y Concello. Faltó la Xunta. Alberto Núñez Feijóo calificó esta invitación de una "broma" porque no estaba cursada por el ministerio sino por el diputado, con acusaciones de partidismo.

Antiguo Comité de Empresa de la fábrica de armas. Lleva movilizándose desde el cierre de la factoría y su adjudicación a Hércules de Armamento. Cesaron las concentraciones delante de la Delegación del Gobierno tras el cambio en La Moncloa y las promesas del nuevo delegado de abrir una nueva vía de diálogo. García Mira afirmó, tras lograrse el sí de Defensa, que la Ciudad de las TIC era ejemplo de "como los movimientos de base, en este caso el trabajo sindical, pueden ser el elemento dinamizador de la acción política". Con su participación, el proyecto prevé dar trabajo a los antiguos operarios.

Clúster TIC. Son las empresas y los profesionales del sector, promotores de la Ciudad de las TIC con la UDC. Esta entidad nació hace diez años para reunir "a las empresas, asociaciones empresariales, colegios, asociaciones profesionales y otros agentes del macrosector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC)" de Galicia. Se fijaron en la fábrica de armas ante una necesidad "imperiosa" de tener suelo para expandirse, por lo que pensaron en Pedralonga para ubicar un gran parque tecnológico que englobe toda la actividad innovadora de Galicia. Fuentes de la entidad explicaron que su interés es "máximo" por dicha demanda. El Clúster ya había estado presente en el proceso participativo de Coruña Futura [un plan del Gobierno de Negreira para definir proyectos a medio y a largo plazo], en el que se ideaba una "fábrica de la innovación" en Pedralonga y se recogía una "avenida de la Salud" ya incluida en el plan general" para los centros hospitalarios coruñeses.

Concello. Aunque la iniciativa es de la UDC, el Gobierno local ha acompañado al Rectorado en las reuniones para formular el proyecto y participado en el encuentro en el que el Ministerio de Defensa aceptó la Ciudad de las TIC. Municipales son además las competencias urbanísticas para cualquier cambio que se precise. El terreno, en principio, seguiría teniendo uso industrial, tal y como lo establece el plan general. Para el hospital, sí haría falta una alteración del ordenamiento. Los terrenos, además, están rodeados del gran polígono sin desarrollar (SUD 4) que, por el momento, está reservado en el PGOM coruñés para viviendas.

Xunta. El presidente calificó en un primer momento el proyecto de "sorpresa" y de plan "improvisado" e insiste con empeño en que lo "prioritario" es el hospital y no el uso industrial de los terrenos. El proyecto para decidir la ubicación aún no está contratado. Pero la Xunta también tendría que ser fuente de financiación. El rector avanzó que las empresas recurrirían al Igape para obtener parte del dinero para los trabajos. Sin embargo, el Igape rebajó el entusiasmo y matizó que aún no había ninguna convocatoria abierta y que solo se había abierto un periodo de consulta entre varios sectores, entre ellos el tecnológico, para convocar las ayudas. Ayer, un mes después de la reunión de Madrid, la Xunta envió una nota de prensa sobre una reunión con el Clúster TIC para abrir una vía alternativa para el plan, desligándolo de Pedralonga y asegurando que llevan trabajando "meses" en ello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

esquelasfunerarias.es