08 de febrero de 2019
08.02.2019

El juzgado aplaza al lunes el desalojo de un edificio con okupas en A Falperra

Los vecinos anunciaron que abandonarán el inmueble voluntariamente - Había, al menos, una niña menor en una de las viviendas

08.02.2019 | 01:13
Dos de los vecinos afectados se abrazan, ayer, ante el edificio.

Los habitantes del número 5 de la calle A Paz amanecieron ayer con la llamada de la comitiva judicial y dos patrullas de la Policía Nacional ante su puerta. Los funcionarios venían a notificarles que debían abandonar el inmueble en el que viven de okupas, ya que es propiedad de la Sareb, la entidad conocida como banco malo, a pesar de que no lo tiene a la venta en su web.

Los funcionarios llevaban la orden de desahucio del bajo y de los cinco pisos del inmueble. Fuentes judiciales indicaron ayer que el proceso de desalojo se había aplazado hasta el próximo lunes, ya que los habitantes de la vivienda habían manifestado a los funcionarios su intención de marcharse voluntariamente del inmueble.

Para darles tiempo a que recogiesen sus pertenencias, los funcionarios pospusieron el desahucio. En el interior de la vivienda, se percataron de que había, al menos una menor, según explicaron ayer fuentes judiciales. Los funcionarios dieron parte a Servicios Sociales del Concello de la situación de esta niña.

Los vecinos, alertados por la presencia policial en su calle y por el precinto que pusieron poco antes de las nueve de la mañana, cuando todavía estaba en pie el desahucio, acudieron a interesarse por los afectados.

Una de las vecinas preguntó por los perros a uno de los jóvenes okupas -que había bajado a la calle descalzo y que lloraba desconsolado-. Le dijo que estaban bien, aunque la mujer se ofreció a brindarles ayuda, en cualquier caso.

No fue la única, hasta la zona se desplazaron otros compañeros de los okupas, para ver cómo estaban y para decidir qué hacer hasta el próximo lunes. El edificio está habitado desde hace aproximadamente dos años y medio.

Fuentes judiciales indican que la Sareb es la propietaria de este inmueble que, ahora, carece de cristales en algunas de sus ventanas y que los habitantes han intentado cerrar con maderas y plásticos para evitar que entre el aire en la que ahora es su casa.

Los funcionarios encargados de los lanzamientos del partido judicial de A Coruña, Oleiros, Cambre, Carral, Arteixo, Cerceda y Culleredo notifican dos desahucios al día, según fuentes judiciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es