08 de febrero de 2019
08.02.2019
Solución a un problema urbanístico histórico La resolución del tribunal

El Superior acepta el acuerdo para el edificio Fenosa y pone fin a 21 años de litigio judicial

El Tribunal valida por mayoría el acuerdo entre las partes, que evita el derribo del inmueble, por el que el Ayuntamiento debería pagar 60 millones de euros por la licencia ilegal concedida en 1997

08.02.2019 | 01:13
Detalle de la fachada del edificio Fenosa, en la calle Fernando Macías.

El acuerdo

  • Estas son las cinco claves del acuerdo entre las partes que pone fin al pleito del edificio Fenosa, evita su derribo y libra al Concello de tener que pagar 60 millones de euros por la licencia ilegal concedida a Fadesa en 1997
  • Resarcimiento moral. Reconocimiento público de la responsabilidad de la Corporación municipal por la anulación de la licencia y por los daños morales sufridos por los demandantes y la comunidad de propietarios
  • Que no se repita el error. Confección, por el Concello, de un catálogo de buenas prácticas urbanísticas para que casos como el del edificio Fenosa no se repitan
  • Vivienda pública. Construcción de 50 viviendas de protección oficial en el parque ofimático por el Ayuntamiento a propuesta de los demandantes
  • Compensación económica. Indemnización para los demandantes por los daños morales y los costes asumidos en el procedimiento judicial, que el Ayuntamiento ha cifrado en torno a los 2,9 millones de euros
  • Legalización del edificio. El Ayuntamiento se compromete a iniciar los trámites necesarios para legalizar el edificio Fenosa como “inmueble singular”

Dos décadas, tres planes de urbanismo y cuatro gobiernos locales después, el embrollo judicial del edificio Fenosa toca a su fin. El litigio surgido de la licencia ilegal otorgada por el Ejecutivo de Francisco Vázquez a Fadesa en 1997 recibe el carpetazo judicial con la solución acordada entre las tres partes implicadas: el Ayuntamiento, la comunidad de propietarios del inmueble y el demandante. La Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia aceptó ayer por mayoría el pacto surgido de la mediación propuesta por el actual Gobierno local. El acuerdo, destacó ayer el Tribunal, "evitará el coste público que supondría el derribo del inmueble y su reconstrucción, estimado en 60 millones de euros". Esa cantidad equivale a la cuarta parte del presupuesto municipal anual y comprometería la liquidez del Concello.

Diez de los catorce magistrados que compusieron ayer el pleno de la sala votaron a favor de homologar el acuerdo intrajudicial. Otros cuatro se mostraron en contra y anunciaron votos particulares. El contenido legal del fallo del tribunal y los razonamientos de los votos particulares se sustanciarán en un auto pendiente de redacción y que se emitirá en los próximos días.

El acuerdo, sujeto a la confidencialidad a la que la ley obliga a las partes, se concreta, informaron el Tribunal y el Concello, en cinco puntos: el reconocimiento por la Corporación local de los daños morales causados al matrimonio demandante y a la comunidad de propietarios por la anulación de la licencia ilegal concedida en 1997; la confección, por el Ayuntamiento, de un catálogo de buenas prácticas urbanísticas para que situaciones como la del caso Fenosa no se repitan; la construcción de 50 viviendas municipales de protección oficial en el parque ofimático a propuesta de los recurrentes; una indemnización para los demandantes por los daños morales y los costes asumidos en el procedimiento judicial, y el compromiso del Ayuntamiento de legalizar la construcción ilegal como "inmueble singular". Ni las partes ni el tribunal han concretado la indemnización que recibirán los demandantes, pero el Gobierno local ha comunicado a los grupos municipales en la comisión de Hacienda de esta semana que necesitará incorporar 2,9 millones de euros en el presupuesto para hacer frente a esta compensación, una cifra veinte veces inferior a los 60 millones que debería aportar el Concello en caso de demolición y reconstrucción del edificio Fenosa.

El alcalde, Xulio Ferreiro, mostró su satisfacción por la salida a un conflicto "que podía poner en jaque" al Ayuntamiento. "Ejecutar la sentencia de derribo -argumentó Ferreiro- llevaría al Concello a una insostenible situación económico financiera con un muy elevado coste social ya que se verían afectados servicios públicos. No lo dice el Gobierno local, lo ratifica el procedimiento de mediación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

PROTAGONISTAS DE ACTUALIDAD


"El día de la Justicia Social debería tener más visibilidad"

Entrevista a Susana Soneira, presidenta del Colegio de Graduados Sociales de A Coruña y Ourense

esquelasfunerarias.es