23 de febrero de 2019
23.02.2019

El mayor parque empresarial previsto en la ciudad lleva al Concello ante la Justicia

Los promotores de As Rañas recurren ante el Superior la decisión del Gobierno local de declarar caducada la evaluación ambiental en 2018 por "deficiencias" en el proyecto

23.02.2019 | 01:22
Área del parque de la Ciudad de la Tecnología, rodeada por la AG-55, Marineda City, Pocomaco y Vío.

El área empresarial de As Rañas, un proyecto privado conocido como Ciudad de la Tecnología y Parque Alto en una superficie de un millón de metros cuadrados entre Pocomaco, Marineda City y la AG-55, no dio su primer paso relevante hasta diciembre de 2016, cuando la comisión gestora de propietarios solicitó el comienzo del trámite de evaluación ambiental para iniciar el desarrollo del polígono. El Gobierno local advirtió errores en la propuesta y el año pasado declaró caducada la tramitación para su construcción. Los promotores han recurrido al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para defender sus intereses

El proyecto empresarial de la Ciudad de la Tecnología y el Parque Alto, entre Pocomaco, Marineda City, Alcoa y la AG-55, desembarca en los tribunales con la interposición de un recurso contencioso-administrativo por parte de la comisión gestora que agrupa a los propietarios del suelo ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. La vía judicial resolverá la tramitación de la construcción del mayor parque empresarial previsto en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), cuyo desarrollo frenó el Gobierno local el pasado mes de junio al declarar la caducidad del procedimiento de evaluación ambiental de los solares por errores en la propuesta de los promotores, entre ellos no haber aportado la documentación exigida por el Concello.

Las partes están convocadas a personarse en la causa contencioso-administrativa en el plazo de nueve días a contar desde ayer, cuando el anuncio del emplazamiento fue publicado en el Boletín Oficial de la Provincia. Los magistrados del Superior dirimirán si el proyecto puede seguir el curso que le quieren dar sus impulsores, que en diciembre de 2016 solicitaron al Ayuntamiento el comienzo del trámite de evaluación ambiental, o si prevalece la resolución de caducidad aprobada por la Junta de Gobierno Local a mediados del año pasado.

La Concejalía de Rexeneración Urbana rechazó hace medio año los argumentos de la comisión gestora en el recurso que presentó ante el Concello contra la caducidad del procedimiento. El área municipal apuntó que la documentación aportada por los promotores del polígono empresarial de As Rañas y Parque Alto no permitía comprobar la superficie de los terrenos de cada uno de los propietarios al detectarse "deficiencias" y carencias.

El Ayuntamiento sostuvo también que existen incongruencias en la identificación de las parcelas, como la ausencia de los caminos de titularidad municipal en los planos presentados y la falta de detalle en las fincas que están entre A Coruña y Arteixo. Con el rechazo de las alegaciones y la declaración de caducidad, los promotores se vieron obligados a retomar su plan desde el principio.

Detrás de la llamada Ciudad de la Tecnología está el interés de las instalaciones mineras ubicadas en la zona, Canteras de Pescas y Prebetong, y de algunos de los promotores inmobiliarios más conocidos de A Coruña, entre ellos Inmobiliaria Costa Coruña, de Manuel Soto, fallecido en 2016; Anjoca, de Ángel Jove; y Promotora Urbanística Las Rías, de José Collazo. Los impulsores no dieron su primer paso importante para el desarrollo del proyecto, el comienzo del trámite ambiental, hasta diciembre de 2016, tres años y medio después de la aprobación definitiva del plan general. Antes, en 2009, los terrenos habían pasado de suelo rústico a urbanizable a través de un convenio suscrito por el bipartito municipal formado por el PSOE y el BNG y los propietarios del 57% de la superficie empresarial.

La Ciudad de la Tecnología y el Parque Alto supuso la mayor recalificación introducida en el plan general. La mitad del millón de metros cuadrados de suelo empresarial se reservaría para un gran espacio verde público y la otra mitad, para la instalación de industrias, oficinas y comercios. El proyecto recoge la implantación de actividades universitarias y basadas en las nuevas tecnologías y la investigación y el desarrollo "con el mínimo impacto ambiental y paisajístico", según señala la ficha del plan general.

La iniciativa empresarial en la zona de As Rañas tiene similitudes, años después de su concepción, con la propuesta liderada por la Universidade da Coruña y las empresas locales del sector TIC de desarrollar un parque tecnológico y de innovación en una ubicación distinta, la fábrica de armas de Pedralonga, propiedad del Ministerio de Defensa en la que cambiará la concesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es