27 de febrero de 2019
27.02.2019

A Coruña mantiene la cifra de pisos vacíos en cerca de 19.000 desde hace una década

La Federación Galega de Empresas Inmobiliarias revela en un estudio que el 14,24% de las viviendas de la ciudad están desocupadas - Los promotores piden obra nueva para bajar precios

27.02.2019 | 00:39
A Coruña mantiene la cifra de pisos vacíos en cerca de 19.000 desde hace una década

A Coruña mantiene en alrededor de 19.000 su número de viviendas vacías en el parque inmobiliario desde hace una década. Un estudio realizado por la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) confirma que la cifra no ha variado en los últimos años y la marca en la actualidad en 19.283, un 14,24% del conjunto de pisos construidos en la ciudad. El redactor del Plan General vigente, el arquitecto Joan Busquets, marcaba este dato en 17.322 en el avance del documento urbanístico en el año 2009 y con pocas variaciones recogió el Instituto Nacional de Estadística (INE) un dato cercano a las 20.000 entre 2011 y 2014. Más actual es el último análisis sobre esta materia, la Encuesta sobre Infraestructuras y Equipamientos Locales de la Diputación de A Coruña, que señala que el parque de viviendas de la ciudad en 2017 era de 124.044 unidades residenciales, de las que hasta el 14,2%, 17.665, estaban vacías.

En el estudio realizado por las empresas inmobiliarias gallegas, A Coruña lidera el ranking de las ciudades con mayor número de viviendas vacías en la comunidad autónoma aunque, en porcentaje, ocupa los últimos puestos del listado. El presidente de la entidad, Benito Iglesias, alerta de la necesidad de "obra nueva" y de que este parque inmobiliario paralizado vuelva a ponerse en el mercado para poder rebajar los precios que están alcanzando los pisos, tanto de compra como de alquiler, en A Coruña.

El análisis, realizado en 53 comarcas gallegas de las cuatro provincias, enumera 135.451 viviendas construidas en la ciudad, un número que se queda solo por debajo del de Vigo, que alcanza los 143.637. En el porcentaje, también comparte posición cercana con la ciudad olívica, en este caso en el porcentaje más reducido de viviendas desocupadas. Si en la urbe del sur de Galicia solo hay un 12,94%, en A Coruña sube hasta los 14,24%. La comarca ocupa mismo puesto con respecto a la viguesa, con 13,24% de vivienda sin usar en aquella y un 15,97% del conjunto de municipios coruñeses.


Haz click para ampliar el gráfico

El máximo responsable de la federación que engloba a las compañías inmobiliarias cree firmemente que, de las alrededor de 20.000 viviendas vacías de la ciudad, la mitad o "un alto porcentaje" no son habitables, es decir, están en ruinas o en malas condiciones. "No están operativas todas las que componen la cifra", apunta Iglesias. De la misma opinión es el presidente de la Asociación Provincial de Promotores Inmobiliarios de A Coruña (Aproinco), Juan José Yáñez, que apunta a otro tipo de situaciones para que figuren como deshabitadas: las segundas residencias, los pisos en suspenso por tramitación de herencias o aquellas que no llegaron a acabar de construirse y que forman los esqueletos que se pueden observar en distintos barrios.

Ambos son de la opinión de que hace falta más promociones de vivienda nueva para hacer descender el precio, que asumen que está en un punto elevado. Desde Fegein, su presidente advierte de que el Concello debería empezar a "planificar" la política de vivienda porque el problema de acceso a un piso se notará en el plazo de tres o cuatro años. "Si no hay provisión, la vivienda se encarecerá y los salarios y las pensiones no suben por lo que habrá un desequilibrio", explica. Para poder revertir la situación, apunta, habría que comenzar a impulsar vivienda nueva ya que, dice, "prácticamente no hay" y descarta que la rehabilitación o renovación pueda cubrir la demanda: "Estamos a favor de recuperar el patrimonio, pero no todos los compradores o los que alquilan quieren este tipo de vivienda".

Poner en movimiento las viviendas vacías, aunque solo fueran las alrededor de 10.000 que calcula que están habitables, ya conseguiría, asegura Iglesias, "abaratar un 10% los precios" pero, para que aumente el alquiler, pide "seguridad jurídica e incentivos fiscales". Por otra parte, demanda al Ayuntamiento una política decidida para conformar un parque social de vivienda para ciudadanos que no lleguen a 24.000 euros de ingresos anuales. "No logran arrendar una casa y son derivados a instituciones sociales", denuncia el responsable de Fegein.

El problema de la "heterogeneidad" de las situaciones en las viviendas vacías hace que, comenta Yáñez, esta cifra no influya en las decisiones empresariales. "La realidad es que hay mucha demanda y poca oferta de vivienda nueva", remarca, insistiendo en que las condiciones de habitabilidad son básicas para que los ciudadanos decidan comprar o alquilar y entrar a vivir en el momento. Desde hace años, los promotores inmobiliarios de la ciudad reclaman una mayor agilidad en las licencias municipales para poder levantar nuevos edificios de viviendas en la ciudad y afirman que esta carencia provoca la subida del coste: "Ante la ausencia de oferta nueva, se produce una escalada del precio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es