15 de marzo de 2019
15.03.2019

El 091 busca a otro miembro de la banda que atracó la cervecería de Estrella Galicia

Dos de los cuatro asaltantes detenidos eran clientes habituales del local de Cuatro Caminos y también participaron en un robo con arma de fuego en una vivienda

14.03.2019 | 21:18

La Policía Nacional continúa con la investigación del robo en la cervecería Estrella de Galicia de Cuatro Caminos tras la detención de cuatro miembros de la banda ya que "al menos" hay un delincuente más por identificar.

El asalto al local coruñés se registró en diciembre del año pasado, aunque a la banda se le atribuyen más robos. El jefe de grupo de la investigación desveló ayer que "dos de los atracadores eran clientes habituales" del bar y habían "estudiado" el día a día de los trabajadores para saber cuándo actuar y hacerse con la recaudación. Así consiguieron 37.000 euros, aunque habían planeado dar el golpe "una semana antes", pero por "causas ajenas" no pudieron llevarlo a cabo.

Dos atracadores asaltaron a un trabajador que llevaba la recaudación del fin de semana al banco. Lo intimidaron con una pistola, le golpearon en la cabeza cuando se negó a darles el dinero y cogieron la bolsa para huir en una motocicleta conducida por el tercer miembro de la banda y que les esperaba al otro lado de la calle.

De los cuatro detenidos, dos son de nacionalidad española mientras que los otros dos son extranjeros. Uno argentino, que según la Interpol tiene antecedentes en su país por asalto a mano armada; y otro colombiano, que ya había sido detenido por homicidio en grado de tentativa. Además, los españoles, que residían en A Coruña, ya eran conocidos por el 091.

Los detenidos también cometieron otro robo en noviembre, en una vivienda situada en As Xubias. Uno de los atracadores, que conocía a la víctima, entró en el piso y utilizó un arma de fuego para intimidar a la mujer, a la que le sustrajo dinero y joyas, mientras los otros partícipes esperaban en el exterior. Una de las joyas sustraídas, una cadena de oro, fue localizada en poder de uno de los autores del robo cuando fue detenido.

Las detenciones se realizaron en la calle y de forma "coordinada" ya que dos vivían en A Coruña, otro en A Laracha y otro en Arteixo. El jefe de la investigación explicó que fue una operación "complicada" y que en uno de los domicilios se encontró "un arma cargada para disparar".

En los registros domiciliarios practicados, los agentes intervinieron 2.000 euros, cuatro armas de fuego, una subfusil ametralladora de guerra, chalecos de Guardia Civil y lanzadestellos. "Creemos que esto último lo utilizaban para simular controles y robar a otros delincuentes", informa el jefe de la investigación, en la que participó una veintena de personas.

También se encontraron cascos de moto, pasamontañas y juegos de llaves que serán analizados para saber si pertenecen a domicilios en los que pretendían entrar. Además, se realizarán estudios de balística de las armas para saber si están relacionadas con algún caso de homicidio. Para comunicarse, según la Policía Nacional, "cambiaban mucho de móvil y utilizaban equipos de transmisión".

La operación ha sido desarrollada por el grupo de Delincuencia Organizada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial la Comisaría Provincial de Policía Nacional de A Coruña, contando con la colaboración para detenciones del GOES-GALICIA, y apoyo de UPR. Además, la investigación ha sido tutelada por los juzgados de instrucción número 2 y 6 de A Coruña, pasando los detenidos a disposición del juzgado en funciones de guardia.

Durante estos cuatro meses, los detenidos planeaban otros actos delictivos por lo que la investigación continúa para identificar a "al menos" a un quinto miembro de la banda y relacionar la participación de los detenidos en otros hechos anteriores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es