23 de marzo de 2019
23.03.2019
La Opinión de A Coruña

Malkovich: "Ser padrino de mi hija es quizá el trabajo más duro de Chema"

El actor rinde homenaje a Prado en el teatro Colón, donde habló de sus vacaciones coruñesas con Marisa Paredes y Javier Bardem

23.03.2019 | 00:15
Malkovich: "Ser padrino de mi hija es quizá el trabajo más duro de Chema"
John Malkovich en el Colón antes de la proyección de El cielo protector.

Un sonriente y elegante John Malkovich tomó el testigo anoche de Marisa Paredes en el homenaje que rinde en A Coruña el Centro Galego de Artes da Imaxe a Chema Prado, director de la Filmoteca Nacional entre 1989 y 2016, fruto de la estrecha relación que mantuvo con la filmoteca gallega desde sus inicios. El ciclo Vai e Vem. Carta Branca a Chema Prado presentó ante un teatro Colón lleno a una gran estrella del cine internacional, amigo personal del propio Chema Prado.

Con la complicidad y emoción que requiere un encuentro de estas dimensiones, el actor estadounidense John Malkovich contó ante el público coruñés cómo conoció a Prado en 1989 durante el rodaje en Tánger de la película El cielo protector. El cineasta Bernardo Bertolucci dirigía la adaptación de la novela de Paul Bowles y él trabajaba en uno de los papeles protagonistas junto a la actriz Debra Winger. Interpretaba a un neoyorquino que realiza un viaje al norte de África con su pareja para reactivar su relación.

Chema Prado asistió a ese rodaje invitado por el propio Bertolucci, a quien unía una fuerte amistad que se prolongó durante más de treinta años. Y así fue como Bertolucci presentó al actor y al entonces director de la Filmoteca Nacional. Se hicieron tan amigos que pronto programaron unas vacaciones juntos. El escenario elegido en esta ocasión fue Ponte Maceira, una pequeña localidad coruñesa situada cerca de Negreira. En esas vacaciones que ambos realizaron junto a Marisa Paredes y Javier Bardem visitaron A Coruña y los alrededores de la provincia, por lo que no es la primera visita de John Malkovich a la ciudad.

"Estoy encantado de estar aquí otra vez en A Coruña", confesó con familiaridad el actor. El ambiente íntimo se mantuvo durante toda su intervención, en la que explicó que fue precisamente durante el rodaje de El cielo protector cuando conoció a su mujer Nicoletta Peyran. Ella trabajaba como asistente de Bertolucci. Los afectos que nacieron durante la grabación fueron a más y el actor acabó nombrando a Chema Prado padrino de su hija. "Quizá el trabajo más duro que Chema ha tenido jamás", bromeó.

El vínculo de John Malkovich con Chema Prado es tanto personal como profesional. El actor reconoció la influencia que supuso el amor por el cine de Prado en su carrera y en la de otros muchos actores. "A través de Chema pude conocer a directores europeos como Manoel de Oliveira", indicó. De Bertolucci destacó los "profundos conocimientos culturales" que plasmaba en su trabajo y que era "una persona divertida" con la que se reía mucho.

Chema Prado también tuvo palabras emotivas en recuerdo del director de El cielo protector, fallecido hace unos meses. "Me dieron carta blanca para elegir veinte películas y pensé en rendir homenaje a uno de los maestros del cine del siglo pasado", manifestó.

El ciclo, iniciado con la proyección de La flor de mi secreto junto a la actriz Marisa Paredes, continúa hoy, de nuevo con John Malkovich, que vuelve a mantener un encuentro abierto para presentar la película que dirigió en 2002, con Javier Bardem en el papel protagonista, Pasos de Baile. Será en el CGAI a las 18.00 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es