04 de abril de 2019
04.04.2019

El Estado ordenará desalojar la fábrica de armas tras tumbar un recurso de Hércules

El Ministerio tramita la concesión demanial a la Universidad, que obtendrá cuando la planta industrial esté vacía para avanzar en la creación del parque tecnológico

03.04.2019 | 21:12
Pabellones de la fábrica de armas de Pedralonga.

La transformación de la fábrica de armas como parque tecnológico de innovación, un proyecto promovido por la Universidade da Coruña (UDC) y empresas locales y gallegas del sector, avanza al ritmo que marcan las acciones de los actores protagonistas. La compañía cuya concesión ha revocado el Ministerio de Defensa, Hércules de Armamento, presentó hace unos días un recurso de reposición contra la resolución de su contrato de gestión. La demanda, cuya respuesta prepara la Secretaría de Estado de Defensa según el informe del Consejo de Estado que avala el fin de la concesión por impagos y falta de ingresos, será rechazada en los próximos días, de acuerdo con fuentes próximas al proceso. Cuando Defensa notifique a Hércules la desestimación, dictará también la orden de desalojo de la planta industrial de Pedralonga.

De forma paralela, añaden las mismas fuentes, el Ministerio ultima la tramitación de la concesión demanial que otorgará a la UDC como contrato puente mientras se constituye el consorcio o la figura que gestionará el nuevo espacio empresarial, al que se le ha dado el nombre de Ciudad de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación).

Solo cuando en el espacio que ocupa la fábrica de armas en los terrenos de Defensa ya no haya personal ni material propio de Hércules de Armamento se podrá cursar la concesión demanial, lo que podría llevar pocas semanas, según las fuentes consultadas. Cabe la posibilidad de que la empresa que obtuvo la concesión en 2014 se niegue a dejar limpias las instalaciones o recurra la permanencia en la planta por vía judicial. Los abogados del Estado podrían en este caso recurrir al juzgado para que este formule una orden de desahucio.

El otro actor del proceso, la Universidad, prosigue sus contactos con diversas empresas que desde hace unos meses han mostrado interés en asentarse en el futuro complejo de innovación. Al mismo tiempo mantiene conversaciones con los antiguos trabajadores de la planta de Pedralonga, vinculados a UGT, para su reubicación en los proyectos que se vayan a instalar. El sindicato CIG, que durante la gestión de Hércules tardó en denunciar los impagos, las deudas y la falta de rendimiento que los anteriores empleados denunciaban, también han reclamado un puesto de trabajo en la nueva etapa de las instalaciones.

Pedralonga es el lugar escogido por la UDC para desarrollar el conglomerado de empresas tecnológicas, un lugar que no ha apoyado con tanta seguridad la Xunta, que durante este semestre analiza la ubicación idónea para el proyecto estrella que a finales del año pasado anunció su presidente, Alberto Núñez Feijóo: la ampliación en unos 50.000 metros cuadrados del Hospital de A Coruña. Los informes técnicos determinarán qué es más conveniente, si utilizar terrenos contiguos a las instalaciones sanitarias existentes o trasladar el nuevo hospital a otro lugar, con la fábrica de armas como candidato.

Para no desmarcarse del proyecto tecnológico, el conselleiro de Industria se reunió hace dos meses con el Clúster TIC de Galicia para avanzar en la configuración de un polo industrial en el área metropolitana de A Coruña, que resaltó como lugar "idóneo" para el proyecto. El rector de la UDC, Julio Abalde, siempre ha declarado que los proyectos sanitario y tecnológico son "compatibles" en la actual superficie de Defensa en Pedralonga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es