08 de abril de 2019
08.04.2019
La Opinión de A Coruña

La nueva ordenanza de bienestar animal lleva dos años en proceso de creación

El Concello admite que "aún no prosperó" la consulta para regular el trato con mascotas

07.04.2019 | 20:50
Un usuario del área canina de Bens con sus mascotas.

A Coruña es desde abril de 2016 ciudad contraria al maltrato animal, declaración aprobada en un pleno municipal de aquel mes. Un año más tarde el Gobierno local abrió un proceso de consulta entre los vecinos para elaborar una nueva ordenanza de bienestar animal con el objeto de mejorar la convivencia de los animales con los ciudadanos y así sustituir la vieja normativa de 1997. En los meses siguientes, a través de la página web, hubo numerosas propuestas para ser incluidas en el texto, pero transcurridos dos años nada de aquello se ha concretado y no se vislumbra próxima una nueva regulación municipal. "El Gobierno local empezó a trabajar en la propuesta, que aún no ha prosperado", responden fuentes municipales sobre la tramitación.

La consulta pública sería la base sobre la que se redactaría un texto que debería pasar también por el pleno y que, entre otros aspectos, regularía las iniciativas de prevención y sanción en casos de abandono, las áreas de esparcimiento animal y las relaciones con vecinos y entidades protectoras de animales.

Entre las principales propuestas recogidas por los internautas destacó el incremento de la cuantía de las multas que se imponen en la actualidad a los dueños de perros por no recoger sus excrementos. La actual ordenanza considera el incumplimiento de esta obligación como una infracción leve y establece unas sanciones que van desde los 30 a los 300 euros para quienes la cometan.

Otra de las sugerencias de los vecinos fue la creación por parte del Concello de espacios reservados para los animales, así como que se permita que puedan estar sueltos en algún parque de la ciudad entre las ocho de la tarde y las nueve de la mañana del día siguiente. A mediados del año pasado el Concello inauguró un área canina en el parque de Bens, que se sumó a las áreas verdes de Eirís y San Pedro de Visma inauguradas a comienzos de 2018.

Entre los fines de la nueva ordenanza, destacaba el Gobierno local, estaba la promoción de estrategias de sensibilización para fomentar conductas respetuosas y responsables de los dueños con sus mascotas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es