25 de abril de 2019
25.04.2019

El Concello tramita cambios en el plan general en San Cristóbal, As Xubias y A Zapateira

Somete a evaluación ambiental siete de las ocho modificaciones impuestas por sentencias del Superior en contra del PGOM || El cambio del parque del Agra, más complejo, va por detrás

24.04.2019 | 23:47
El Concello tramita cambios en el plan general en San Cristóbal, As Xubias y A Zapateira

El Concello tramita los cambios en el plan general impuestos por diversas sentencias que dieron la razón a particulares que no estaban de acuerdo con algunas de las decisiones urbanísticas aprobadas en 2013. Son ocho los fallos del Tribunal Superior de Xustiza que obligan a hacer cambios. En agosto del pasado año, se adjudicó a la empresa Oficina de Planeamiento la redacción de las modificaciones. Rexeneración Urbana ya inicia ahora la obligatoria tramitación ambiental en siete, previa a su aprobación inicial. Más atrasada va la propuesta para el parque de Agra, con mayor complejidad y repercusión vecinal.

▶Uso sanitario en Oza. Frente al Hospital Universitario, entre la iglesia de los mormones y Servisa hay un terreno de más de 16.000 metros cuadrados que el plan general prevé expropiar para uso sanitario-educativo. El plan de Busquets de 2013 prevé que la avenida de A Pasaxe se convierta en la "avenida da Saúde", también con estos terrenos entre el hospital de Oza y el Chuac. El plan de 1998 y la versión inicial de 2013 reservaban este hueco en As Xubias para viviendas unifamiliares pero se cambió. Una de las propietarias de los terrenos, Masar, con más de 9.000 metros cuadrados, acudió a los juzgados. Reclamó que se le permitiese construir viviendas y que el suelo fuese calificado como urbano consolidado. El Superior solo le dio la razón a medias. Avala que el suelo es consolidado porque tiene servicios y está integrado en la malla urbana pero acepta que el Concello fije en el lugar usos públicos. Así lo establece el cambio en el plan general que se tramita. La consecuencia es que las expropiaciones para el desarrollo, calculadas en 2013 en 3,6 millones, van a ser más caras si es suelo urbano consolidado.

Sin aislamiento para el núcleo de Vío. La sociedad Promotora de Viviendas Urbanas, ligada a José Collazo, reclamó ante los tribunales porque el PGOM alteraba la ordenación de las parcelas de Vío. El polígono ya estaba dibujado en el plan general de 1998 y desarrollado en un plan parcial en 2003, pero se cambió. La promotora del parque , en el que no hay actividad, reclamó contra la modificación de la superficie donde se puede construir y el volumen de las naves que se puede levantar. El Concello argumentó sin éxito que los cambios obedecían a la intención de proteger el núcleo tradicional de Vío, creando un espacio libre a su alrededor para aislarlo de las actividades del entorno. Sin embargo, el tribunal le da la razón parcialmente a los promotores, ya que se trata de un plan aprobado anteriormente e incorporado al nuevo y que, además, está ejecutado y recepcionado por el Concello. Los magistrados razonan que, si con el cambio se concentra lo edificado y los posibles edificios son mayores, ni siquiera se favorece al núcleo desde el punto de vista paisajístico. El cambio del plan general lo deja tal y como estaba en el 2003 y, realmente, como fue ejecutado.

Supresión del vial en Peñarredonda. Es el mismo caso que Feáns, propietarios de fincas en A Zapateira que recurrieron al considerar que sus bienes estaban en suelo urbano no consolidado. En este caso, pidieron la supresión del desarrollo en la zona, situada al lado de Begano y el colegio Hijas de Jesús. El Superior les dio la razón. En esta situación, no se trata de excluir solo las parcelas del polígono sino de su concepción en el PGOM. Se barajaron varias opciones. La elegida mantiene el diseño del desarrollo pero se tiene que eliminar el futuro vial que conecta la avenida de Nueva York con la calle Berlín. Para compensar, prevén nuevas alineaciones en caminos públicos del entorno, que son municipales.

Zona pública en torno a la cetárea. Los propietarios de las instalaciones reclamaron, primero, que se excluyesen de la zona de servidumbre de costas y de la de protección del litoral (esto último dependiente de la Xunta). Por otro lado, rechazaban que el plan general calificase el entorno del vivero como un espacio libre que en un futuro se pondría a disposición de los vecinos. El Superior le dio razón en lo primero, por lo que se cambiar ahora el plan general, pero no en lo segundo, por lo que el Concello podrá disponer de esos terrenos, si los expropia.

Vivienda pública en la avenida do Ferrocarril. El Superior obliga a considerar suelo urbano consolidado dos parcelas de un polígono de la avenida do Ferrocarril, pensado para completar la financiación de la intermodal de San Cristóbal, configurar un anillo viario para los accesos de la nueva estación y ordenar el tejido residencial. Es un desarrollo de iniciativa pública. Así, el Concello decide introducir una acción expropiatoria también en dicho suelo urbano consolidado para que puedan realizarse los planes previstos. Aprovecha para establecer que el 100% de los bloques que allí se levanten sean de vivienda pública.

Monte Fieiteira. Son los terrenos vecinos de Marineda al otro lado de la ronda. También el Superior consideró el suelo de un reclamante urbano consolidado. El polígono, industrial, estaba pensado para seguir ordenando el tejido industrial, formalizar "la nueva fachada de la avenida de Arteixo" y obtener el viario de acceso a las naves, mejorando los enlaces con la AG-55 y el lateral de la ronda. El Concello opta por dejar la parcela afectada fuera del polígono y mantener lo que se prevé en el resto, con reajustes. Como contrapartida, habrá que adquirir terreno para el sistema vial en la zona excluida, algo innecesario en la anterior versión porque, al ser un proyecto de compensación, todo tendría que ser costeado por los propietarios.

Entre Novo Mesoiro y Feáns. La sentencia da la razón a unos particulares de Feáns, propietarios de dos fincas que se incorporaban dentro de una actuación en la que el Concello quería obtener terreno como espacio libre para separar Novo Mesoiro del núcleo de Feáns. Las parcelas (2.646 metros cuadrados) pasan a ser consideradas, como pedían sus dueños, suelo urbano consolidado y excluidas del plan de mejora. El resto queda como suelo urbano no consolidado para las actuaciones previstas y mantiene las condiciones urbanísticas establecidas (116.796 m2).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

CONTENIDO PATROCINADO


Hack a BOS, un nuevo ecosistema tecnológico

La primera escuela de programación de Galicia desembarcará en Vigo el próximo mes de septiembre


La venda va a caer

El jefe de Fotografía de La Opinión A Coruña, Víctor Echave, lanza en su blog la serie 'Campaña (tienda de)', con algunas de sus mejores imágenes de la carrera electoral en A Coruña

esquelasfunerarias.es