30 de abril de 2019
30.04.2019

Cinco años y medio de cárcel por robar en una tienda de la calle Real

El condenado, que se llevó 160 euros de la caja registradora, había cometido tres delitos similares en tan solo un año

29.04.2019 | 22:25

Un hombre ha sido condenado a cinco años y medio de cárcel por robar 160 euros de la caja registradora de un establecimiento de la calle Real cuando este estaba cerrado al público. La Audiencia Provincial le impone una pena superior por ser reincidente, ya que cometió cuatro delitos de robo con fuerza en dos años.

El robo por el que se le condena a prisión ocurrió el 27 de agosto de 2016. El hombre, con antecedentes penales, forzó la cerradura del comercio y, ya en su interior, manipuló la caja registradora, de la que se llevó 160 euros. Los desperfectos ocasionados, según la sentencia, fueron tasados en 62 euros, aunque el propietario renunció a esta indemnización.

El dueño acudió al establecimiento tras el aviso de la central de alarmas y se encontró la puerta de acceso forzada. Las cámaras de vigilancia grabaron al autor de los hechos. Una cinta que fue entregada a la Policía Nacional. Tras el visionado, los funcionarios policiales identificaron "sin ningún género de dudas" al ahora condenado, al que los policías ya conocían por intervenciones anteriores. En el juicio, detalla el fallo, el hombre se limitó a señalar que no recordaba los hechos y negó haber entrado en ningún establecimiento situado en la calle Real.

El condenado tiene, además, tres sentencias condenatorias por la comisión de delitos de robo con fuerza como el ocurrido en la calle Real. Esta circunstancia agravante de multirreincidencia lleva a la Audiencia Provincial a aplicar la pena superior.

Antes del robo de agosto de 2016, el hombre fue condenado a a dos meses y 15 días de prisión por una sustracción llevada a cabo en agosto de 2014. La pena fue sustituida por la de dos meses y medio de trabajos en beneficio de la comunidad, cuyo cumplimiento no consta, según la sentencia. Seis meses después reincidió. Por este delito fue condenado a un año y medio de prisión. Además, en agosto de 2015 se le impuso una pena de un año de cárcel.

Una serie de delitos que la Audiencia Provincial ha tenido en cuenta para condenarlo a cinco años y medio de cárcel, ya que el Código Penal señala que se puede aplicar la pena superior si el culpable fue condenado por, al menos, tres delitos de la misma naturaleza, como es el caso.

Contra esta sentencia „por la que se le condena a cinco años y medio de cárcel„ se podrá interponer recurso de apelación ante la sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia, indica el fallo. Además, se le impone al acusado el pago de las costas procesales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es