02 de mayo de 2019
02.05.2019
La Opinión de A Coruña

El cambio del Agra rebaja de 12 a 8 las alturas de los edificios de viviendas en las Adoratrices

La modificación urbanística que mañana aprobará el Gobierno local recupera la calificación de residencial con vivienda unifamiliar en la otra zona excluida del polígono, el Camiño do Pinar

01.05.2019 | 21:30
El cambio del Agra rebaja de 12 a 8 las alturas de los edificios de viviendas en las Adoratrices

La exclusión del ámbito del parque del Agra de la parcela de las Adoratrices, propiedad del empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián, a través de un cambio en el plan general por orden judicial, que el Gobierno local aprobará mañana, supondrá una modificación de la distribución de espacios y viviendas en sus 3.163 metros cuadrados. El documento urbanístico actual permite levantar dos bloques de hasta doce alturas y uno de siete. Con el cambio, se pasará a dos edificios de un máximo de ocho plantas. La otra exclusión de parcelas en el polígono afecta al Camiño do Pinar, unos 3.200 metros cuadrados, donde se podrán seguir construyendo viviendas unifamiliares como las que ahora existen en el lugar

La modificación urbanística dictada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que el Gobierno local aprobará mañana en el parque del Agra, donde se reducirá la edificabilidad, repercutirá también en la distribución de viviendas y espacios libres en las dos superficies que quedarán excluidas del ámbito. Una de ellas, de 3.163 metros cuadrados, es la parcela donde se asentaba el antiguo convento de las Adoratrices, propiedad del empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián, recalificada como suelo consolidado para la construcción de viviendas. El plan general permite en la actualidad levantar dos bloques de doce alturas y de otro de siete, pero con el cambio urbanístico varía la volumetría, al quedar rebajada a dos inmuebles de un máximo de ocho plantas cada uno.

El otro terreno excluido del polígono con la modificación es el Camiño do Pinar, de 3.181 metros cuadrados, donde el Concello, para salvaguardar el valor patrimonial de esa zona de viviendas unifamiliares que nace del extremo derecho de la avenida Peruleiro y se adentra en el Agra do Orzán. Mantendrá la calificación de suelo residencial, pero no con edificios de vivienda colectiva como figura en el actual plan general, sino unifamiliar, y habilitará una parcela dotacional pública. En esta zona los propietarios ya han recibido información del Gobierno local sobre el alcance del cambio urbanístico.

La desafección del solar de las Adoratrices es producto de una sentencia del Tribunal Superior de Galicia de 2015 que estimó parcialmente un recurso presentado por la empresa de Cebrián, Dricar, en contra de la calificación del suelo como urbano no consolidado. El fallo judicial obligó a atribuir al terreno la condición de suelo urbano consolidado para excluirlo del ámbito del futuro polígono del parque del Agra, lo que permite al empresario edificar sin tener que ceder suelo al Concello para uso público. La firma solicitó en 2017 licencia para construir en esa parcela un bloque de 90 viviendas, que la concejalía de Rexeneración Urbana descartó al estar el Ayuntamiento trabajando entonces en la modificación del plan general, argumento apuntado por los tribunales cuando Cebrián recurrió para no tener que esperar al cambio urbanístico.

La modificación que aprobará la Junta de Gobierno Local supondrá una configuración de vivienda en el terreno de las Adoratrices distinta a la que recoge la ficha del plan general vigente desde 2013. Uno de los dos edificios, de ocho alturas, estará pegado a la torre de pisos situada junto a la escalinata que conduce al edificio del Observatorio, que es de doce plantas; el otro, también de ocho alturas, hará esquina en las calles Gregorio Hernández y Gil Vicente para cerrar la manzana, donde hasta ahora el plan general dibujaba dos inmuebles de doce y siete plantas. Entre ambos edificios, según el documento urbanístico, hay espacio libre de carácter privado y uso público.

Reducción de superficie

El cambio urbanístico elaborado por el Concello supone la exclusión del parque del Agra de los más de 6.200 metros cuadrados que suman las parcelas de las Adoratrices y del Camiño do Pinar. La superficie total del polígono será, según determina la modificación, de 23.815 metros cuadrados, un 25% menos que la original recogida en la ficha del plan general de 2013, que es de 31.715. La superficie de edificabilidad establecida ahora por Rexeneración Urbana coincidirá con la superficie total, de manera que los promotores con derechos reconocidos podrán construir un metro cuadrado por cada metro cuadrado, una cifra inferior a los 1,24 que tenían antes.

El cambio tiene que reducir 2.846 metros cuadrados el futuro espacio libre, donde habría zonas verdes, que quedaría rebajado a 13.163 metros cuadrados. Esta alteración choca con las reclamaciones de los vecinos del Agra do Orzán, que defendían que todo el parque del Agra fuese zona verde, sin espacio para viviendas, en contraposición a lo que reconoce el plan general. Con la modificación, la pérdida de espacio libre, del 17%, es proporcionalmente inferior a la de superficie total, del 25%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es