12 de mayo de 2019
12.05.2019

El Arzobispado de Oviedo aprueba la venta del edificio para unir Panaderas y San Agustín

El Principado avaló la pasada semana la operación, que costará a las arcas municipales 900.000 euros

11.05.2019 | 20:34
Parte trasera del solar, con salida a San Agustín.

La Fundación Refugio San Rogelio, presidida por el Arzobispo de Oviedo, ha dado el visto bueno a la venta al Concello de A Coruña de la parcela y edificio necesarios para unir el mercado de San Agustín con la calle Panaderas, un proyecto recogido en el planeamiento desde mediados del siglo pasado pero nunca ejecutado. Tras la negociación con el área de Rexeneración Urbana, que había aprobado en 2017 un cambio de presupuesto para la compra, la propiedad será adquirida por 905.000 euros.

El Principado de Asturias dio el visto bueno obligatorio a la enajenación esta misma semana, puesto que la fundación está inscrita en el Registro de Fundaciones que depende de su Consejería de Servicios y Derechos Sociales. Ahora queda toda la tramitación en manos del Ayuntamiento coruñés, que debe iniciar el expediente de compra.

La propiedad tiene una superficie construida de 714 metros cuadrados, según el Catastro, sobre una finca de 254, y tanto el departamento municipal de Rehabilitación como una tasadora externa la valoraron en torno a los 900.000 euros. El expediente del Principado recoge que ahora mismo el inmueble está habitado por un inquilino con el contrato en vigor, que debe ser reubicado. La autorización expira el 26 de septiembre, por lo que la adquisición tendrá que cerrarse antes.

Una vez adquirido, tras dos años de negociaciones y trámites, el Gobierno municipal pretende mejorar la conectividad peatonal entre la cota del mercado y la cota de Panaderas, además de enlazar los dos recintos comerciales de San Agustín y el Papagayo, ubicado enfrente.

El edificio de Panaderas, número 19 de la calle, tiene uso residencial y catalogación ambiental con balcones, galerías y otros elementos de la fachada protegidos. Tiene un total de nueve viviendas en planta baja y tres alturas, según recoge la ficha del Plan Especial de Protección y Reforma Interior de Ciudad Vieja y Pescadería.

El documento señala que tanto la compra como la expropiación son los procedimientos legalmente establecidos para poder llevar a cabo la conexión peatonal. En la parte de San Agustín será necesario derribar un muro entre dos edificios residenciales. La conexión en el mismo punto la había anunciado el Gobierno local del Partido Popular a medio año de las elecciones municipales de 2015, que los relegaron a la oposición, mediante escaleras y escaleras mecánicas, a lo que se añadiría un ascensor, con un coste avanzado de un millón de euros.

En principio, el desarrollo de proyecto incluido en el plan especial contaría con el apoyo del resto de los grupos municipales, ya que los populares también planificaron la actuación y los socialistas permitieron la aprobación, en 2017, de un cambio de presupuesto para crear una partida de un millón de euros con el objetivo de adquirir la propiedad.

Tras la inclusión de la consignación, que aún no se ejecutó, el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, aseguró que su departamento trabajaba "en el encargo de estudios previos" a los que seguirían los técnicos ya con la negociación cerrada. Como el inmueble está protegido, la solución pasa por la autorización de la Dirección Xeral de Patrimonio. El proyecto inicial de los populares preveía que las escaleras pasasen bajo las galerías. "Hay distintas opciones que pueden afectar en mayor o menor medida al edificio de Panaderas, en eso estamos trabajando", comentó Xiao Varela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es