10 de junio de 2019
10.06.2019

Solo hace falta el calor

Tras recibir las banderas azules que certifican su buen estado y servicios, las playas urbanas tienen, según los controles de la Xunta, unas aguas de calidad "excelente"

09.06.2019 | 20:24
Decenas de personas en Riazor el pasado mes de mayo, cuando las temperaturas pasaron de los 25 grados.

Los tractores eliminaron la duna de contención, las casetas de los socorristas están preparadas, aunque sin personal, y el agua está en condiciones excelentes. Solo queda que haga calor y que salga el sol para que los coruñeses se lancen a tumbarse y bañarse en los arenales urbanos. Los análisis de la Consellería de Sanidade garantizan que las aguas que bañan las siete playas están en estado "excelente" tras las muestras tomadas la pasada semana. Menos O Portiño, el resto también despliegan ya la Bandera Azul, que avala los servicios y condiciones de los arenales

Solo falta que las temperaturas suban de 20 grados y asome un poco el sol para que los coruñeses se lancen a las numerosas playas que se pueden elegir sin salir del término municipal. Y hay una buena noticia para los que ya están con la toalla y el protector solar en la mano: la calidad del agua es "excelente". Y no lo es porque luzca cristalina desde el paseo marítimo, sino porque la Consellería de Sanidade hace controles periódicos y los últimos, junto con los de los pasados meses, lo certifican. Casi ni rastro de dos bacterias, las más peligrosas para una zona de baño: la Escherichia coli (comunmente llamada E-coli) y los Enterococos intestinales. Y si el agua está espléndida, el resto de condiciones de los arenales no se quedan atrás, tras la concesión de las Banderas Azules el pasado mes de mayo.

Pero, vayamos por partes. Aunque las analíticas realizadas esta misma semana concluyen que las siete playas coruñesas están en perfecto estado de revista, hay dos cuyos niveles están más altos que el resto. En As Lapas y O Portiño los datos llegan a la mitad de lo permitido, pero son exponencialmente más altos que los del resto de arenales. En la primera, que tiene el distintivo que otorga cada año Fundación Europea de Educación Ambiental, alcanza la mitad en los enterococos intestinales con 320 NMP (número más probable) por 100 mililitros del líquido frente a los 600 que pone como límite el departamento de Sanidade. La de O Portiño, que no cuenta con la bandera que la acredita como de las mejores, llega a los 480 NMP de los 1.000 marcados como máximo.

Aún así, ambos quedan lejos de poder recibir el apercibimiento de la Xunta y sus aguas son aptas para el baño y la natación en días soleados y calurosos. En caso de que se superen los límites, explican desde la Xunta, se desaconseja el baño "temporalmente" hasta un nuevo análisis. Los datos actuales provienen de muestras tomadas entre el 4 y el 5 de junio y los anteriores se llevaron a cabo quince días antes, el día 20 del mes de mayo.

En el resto de playas (San Amaro, Matadero, Orzán, Riazor y Oza-Lazareto), los niveles de ambas bacterias se quedan en escasos 9, 10 o 20 NMP por 100 mililitros, estando a salvo de cualquier incidencia en sus olas. Todas ellas cuentan con el distintivo aunque la de Oza estuvo durante varios años sin poder ondear el distintivo azul en su paseo justamente porque los análisis de Sanidade no obtenían los datos mínimos. Desde 2014 hasta 2018 la playa no obtuvo la garantía del Gobierno gallego, pero la recuperó el año pasado. Y es que, recuerdan desde la Concejalía de Medio Ambiente, es fundamental la eliminación de vertidos al mar o a la ría para que las playas estén cuidadas. También especifican que, al margen de las Banderas Azules, es importante que se mantenga durante toda la temporada de baño la buena calidad del agua. En este caso, en A Coruña, la época aún no ha arrancado, tras varios días de calor sofocante que han dado paso a jornadas casi invernales, con frío y sol.

Socorristas

No solo el agua está preparada para los primeros chapuzones, sino que otro tipo de cuestiones, fundamentales para una temporada veraniega. A pesar del temporal, y el mismo día en que se tomaban las muestras del agua en varios arenales, el pasado miércoles, los operarios municipales colocaban sobre la arena de Riazor las casetas que utilizan los socorristas para guardar su equipamiento y atender a los usuarios ante cualquier incidencia. Además, esta pasada semana también se convocó la comisión municipal de playas para poner en marcha el dispositivo de este verano.

Los profesionales socorristas comenzarán, como es habitual, su estancia en los arenales el próximo sábado, 15 de junio. Además de lo más grave que pueden atender, ahogamientos o problemas dentro del agua, también realizan habitualmente curas de emergencias ante cortes y picaduras y ayudan en situaciones de quemaduras o mareos.

Hace poco más de una semana que se eliminaron las dunas de contención de la playa de Riazor. Los tractores dejaron listos los arenales para las toallas. Ahora solo queda que el sol y las temperaturas acompañen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Selectividad 2018 A Coruña

Aprobados Selectividad A Coruña 2019

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


esquelasfunerarias.es