10 de junio de 2019
10.06.2019

El plan director de Alvedro entra en su fase final al terminar su informe ambiental

La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y la de Aviación Civil, de Fomento, tienen que elaborar la memoria ambiental antes de presentar el proyecto definitivo

09.06.2019 | 22:12
Un avión en Alvedro, con viviendas al fondo.

La Dirección General de Aviación Civil y la de Calidad y Evaluación Ambiental avanzan en la redacción de la revisión del plan director de Alvedro. Lo hace al finalizar el trámite de informe ambiental, en el que el documento se puso a disposición de los vecinos, administraciones y empresas afectadas por la remodelación que prevé hacer en las instalaciones. Ahora falta que se cierre la memoria ambiental y que, finalmente, Fomento, a través de Aviación Civil, presente el documento definitivo. El inicial preveía la inversión de casi 137 millones de euros en Alvedro para, entre otras cosas, ampliar la terminal, porque auguraba que el aeropuerto podría llegar a 1,6 millones de pasajeros en 2035. La previsión para 2021 era de 1,2, una cifra ya alcanzada en 2018

La revisión del plan director de Alvedro da un paso más hacia su aprobación, después de que la Dirección General de Aviación Civil, del Ministerio de Fomento, elaborase el Informe de Sostenibilidad Ambiental. La recepción del documento está fechada el 5 de junio, de modo que, desde el pasado martes, el procedimiento que marcará las obras y las labores de mejora que se han de hacer en Alvedro en los próximos años, ha entrado ya en su siguiente fase.

Este paso al que se enfrenta ahora es la elaboración de la memoria ambiental, que se hace tomando como base la información contenida en el informe de sostenibilidad y las alegaciones presentadas al documento firmado por el Ministerio.

Una vez que se termine también este paso, Aviación Civil tendrá que presentar su propuesta definitiva de trabajo y, más tarde, aprobarla y darle publicidad. Estos pasos son imprescindibles para que se puedan licitar las obras contenidas en el documento, que preveía, en su propuesta inicial, la inversión de 136,9 millones de euros para, entre otros trabajos, ampliar la terminal de pasajeros y remodelar la plataforma comercial, así como construir una nueva para la aviación general y ejecutiva y para los helicópteros, ya que, actualmente, no cuentan con espacios independientes. Estas remodelaciones responden al aumento previsto del número de pasajeros que pasan por sus instalaciones hasta el año 2035.

El documento prevé que, en 2021, Alvedro sume 1,2 millones de pasajeros, una cifra que ya superó el año pasado, con 1,22 millones y, este ejercicio, tras la incorporación de nuevas rutas y nuevas compañías, puede superar su máximo histórico, los 1,26 millones de 2007. En los cálculos realizados por Fomento, la llegada del AVE a Galicia „anunciada para 2021„ afectará a los números del aeropuerto, aunque eso no impedirá que aumenten sus pasajeros, de modo que fija los 1,38 viajeros como máximo para el ejercicio de 2028. Para 2035, el límite está proyectado en casi 1,6 millones de usuarios. Estas cifras forman parte de un estudio en el que se ponen sobre la mesa diferentes horizontes.

De los 136,9 millones de euros que se estima que serán necesarios para actualizar el servicio que presta el aeropuerto, para infraestructuras irán a parar 126 millones de euros „siempre y cuando el proyecto final no se modifique y se mantengan todas las inversiones contenidas en la idea inicial„ mientras que los diez restantes serán partidas para equipos e instalaciones.

Esta revisión del plan director estará vigente desde su aprobación „para la que no hay un plazo marcado„ hasta que reciba el visto bueno otro proyecto lo sustituya. El documento explica que su contenido "deberá actualizarse, al menos, cada ocho años", aunque, el que está vigente actualmente es de 2001 „con una actualización de 2004„. En 2011, hubo un intento de realizar un nuevo plan, aunque se quedó estancado el 2 de abril de 2012 justo antes de entrar en la fase que, ahora, ha superado este nuevo intento de renovación del documento, en la del Informe de Sostenibilidad Ambiental. A pesar de que algunos de los trámites tienen un plazo de resolución marcado, por ejemplo, el plazo de exposición pública y de recepción de alegaciones, era de 45 días, en ocasiones, los trámites se demoran más de lo que marca el plan inicial.

El caso de la ría de O Burgo

La ría de O Burgo también tuvo que pasar por un proceso similar al de Alvedro de aprobación de información ambiental. En este caso, la tramitación fue interrumpida y se dilataron algunos plazos para recabar más informes. Pasados seis años desde que se inició el proceso, la ría carece todavía de un informe publicado para su dragado, aunque el Gobierno defiende que está listo y que solo está pendiente de la financiación para licitar las obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es