12 de junio de 2019
12.06.2019

Adif adjudica las obras que permitirán a Arriva enlazar A Coruña con Oporto

La electrificación de la vía entre Guillarei y Tui, de solo cinco kilómetros, es necesaria para viajar en tren entre las dos ciudades en las dos horas y 46 minutos prometidas

11.06.2019 | 21:16
Un tren de Renfe, a su paso por la estación de Uxes.

La mejora de la conexión ferroviaria entre Galicia y Portugal da un paso adelante con la adjudicación de las obras de electrificación de la vía entre las localidades de Guillarei y Tui, el último tramo pendiente de esta infraestructura en territorio gallego. La instalación del suministro eléctrico en ese tramo hará posible realizar a los trenes de Renfe el viaje desde A Coruña a la frontera portuguesa en un tiempo menor que el actual y que Arriva vea despejado uno de los obstáculos para poner en marcha el próximo año un servicio de trenes entre A Coruña y Oporto que supondrá una seria competencia a la empresa pública en el territorio gallego.

La adjudicación de las obras fue adoptada por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) el 7 de junio y en la actualidad se espera a la presentación de los avales necesarios con el fin de que la firma del contrato se efectúe a principios de julio. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de 9 meses, según indicó ayer el Eixo Atlántico, por lo que se prevé que estén terminados a principios de 2020, momento en el que se espera que también concluyan las obras de electrificación del tendido ferroviario en el norte de Portugal.

El tramo de Guillarei a Tui tiene una longitud de tan solo cinco kilómetros, pero su carencia de electrificación obliga a recorrerlo con trenes diésel, cuya velocidad es más baja que los eléctricos. Arriva presentó un proyecto para cubrir la distancia entre A Coruña y Oporto -342 kilómetros- en dos horas y cuarenta y seis minutos, pero para cumplir ese tiempo de viaje precisa que todo el trayecto esté electrificado. A esa actuación habrá que sumar la de incremento de la potencia en las subestaciones eléctricas de las estaciones de Guillarei, Sela y Redondela, que tiene un presupuesto de 4,6 millones y un plazo de ejecución de 18 meses. En suelo portugués se había programado terminar las obras este año, pero ya se admite que se retrasarán hasta los primeros meses de 2020.

La espera de Arriva para el inicio de su actividad ferroviaria en Galicia y Portugal coincide con la decisión del grupo empresarial al que pertenece, Deustche Bahn, de desprenderse de la compañía, aunque no hay previsiones de que el cambio de propietario afecte a este proyecto. El plan presentado por Arriva pretende poner en servicio seis trenes diarios entre A Coruña y Oporto los días laborables y cuatro los fines de semana los dos primeros años, con un aumento a ocho al día posteriormente. La iniciativa supondrá una notable mejora con relación a Renfe, que solo oferta dos trenes al día en este recorrido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Protagonistas de Actualidad


"Los graduados sociales tenemos mucho que ofrecer a la sociedad"

Susana Soneirapresidenta del Colegio de Graduados Sociales de A Coruña y Ourensehace balance de este último año y habla sobre los futuros proyectos y retos que el Colegio afrontará con la llegada de 2020


 

esquelasfunerarias.es