12 de junio de 2019
12.06.2019

El Juzgado vuelve a sacar a subasta parte del edificio Citroën por 4,2 millones

La puja fue cancelada en 2017 ya que uno de los dueños no había sido informado

11.06.2019 | 22:15
Fachada de la antigua sede del concesionario Citroën en A Gaiteira.

El Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña ha vuelto a sacar a subasta una cuarta parte del edificio del antiguo concesionario de Citroën. Retoma el proceso dos años después de que se intentase la venta pública del inmueble, ya que, en enero de 2017, el proceso fue interrumpido después de que dos de los propietarios del edificio alegasen que la demanda estaba solo dirigida a ellos cuando había otro dueño más que no había sido incluido en el proceso judicial.

El valor de la subasta es de 4,23 millones de euros y comprende el sótano, la planta baja y el piso alto del edificio. En el primer intento de subasta del inmueble, esta cuarta parte que salía a la venta no se podía disociar del resto del edificio, ubicado en los número 117-119 de la avenida de Oza.

Esta porción del pleno dominio del inmueble sale a subasta judicial en vía de apremio para hacer frente a una deuda de 775.840 euros. Como en la anterior ocasión, no hay puja mínima, por lo que los 4,23 millones de euros no son un precio de salida, sino el valor de la subasta.

En la convocatoria previa, el secretario judicial contaba con la potestad de desestimar las ofertas que considerase que eran demasiado bajas para quedarse con la propiedad. Para participar en la puja es necesario que los interesados hagan un depósito de 211.551,73 euros. En la información facilitada en la subasta no se hace referencia a si es posible visitar el edificio.

En 2017, el juzgado convocó la subasta ya que el empresario Luis Rodríguez Carballido había contraído deudas y, para saldarlas, autorizó la venta de la cuarta parte del inmueble que fue sede del concesionario de Citroën hasta 2012, cuando cerró sus puertas, en plena crisis económica. El inmueble se levantó en 1966, en un espacio que, antes se había dedicado a estación de servicio para el lavado y engrase de camiones del empresario Luis Rodríguez Amado.

En 2012, tras el cierre del concesionario, los propietarios apostaron por vender el inmueble y llegaron a solicitar su demolición, pero nunca la ejecutaron, de modo que esa licencia concedida por el PP „cuando ostentaba el Gobierno local„ caducó sin que se iniciasen las obras.

En la aprobación definitiva del actual plan general, el PP le retiró al edificio, diseñado por Andrés Fernández Albalat, la protección que se le reconocía en la aprobación inicial del documento. En este mandato, el pleno, en diciembre de 2016 y ya con Marea Atlántica en el Gobierno local, aprobó incluirlo entre los 18 inmuebles a los que no se concederían licencias para realizar obras hasta que fuesen integrados en el catálogo de edificios protegidos de la ciudad.

En febrero de este año, una sentencia autorizaba el derribo, ya que los propietarios habían solicitado una nueva licencia tras la caducidad de la que no habían ejecutado. En la sentencia, la jueza reconocía que el inmueble merece protección, como señalaban los informes técnicos expuestos por el Concello, pero que no era posible denegar la licencia de derribo con carácter retroactivo. El Concello inició el proceso de protección del edificio en diciembre de 2016, cuatro meses después que la licencia tuviera que considerarse concedida por silencio administrativo. El Concello anunció que recurriría el fallo.

El inmueble, que está destinado en su totalidad a usos comerciales o industriales ocupa un solar de 1.407,02 metros cuadrados, saldrá a subasta sin puja mínima aunque con un valor de 4,2 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Selectividad 2018 A Coruña

Aprobados Selectividad A Coruña 2019

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


esquelasfunerarias.es