16 de junio de 2019
16.06.2019
La investidura de la primera alcaldesa electa de A Coruña | Los compromisos

Inés Rey se compromete a dejar "un legado de entendimiento" como "demanda la ciudad"

"Hoy tengo la inmensa suerte de culminar una lucha feminista en nombre de todas las mujeres", dijo la nueva alcaldesa socialista, investida gracias a los votos de Marea Atlántica y del Bloque Nacionalista Galego

16.06.2019 | 00:58
Inés Rey se compromete a dejar "un legado de entendimiento" como "demanda la ciudad"
Los nuevos miembros de la Corporación local, con Inés Rey empuñando el bastón de mando, posan, ayer, tras el pleno de investidura.

A Coruña ya tiene nueva alcaldesa. Inés Rey, nacida en 1982, es la primera regidora de la Democracia y la más joven. Ayer fue investida gracias a los votos de Marea Atlántica y BNG, con los que tendrá que seguir hablando la próxima semana para alcanzar un acuerdo de mandato que no llegó a tiempo para la toma de posesión. En su discurso de investidura y con solo nueve concejales de 27 en la Corporación, la regidora insistió en la necesidad de alcanzar acuerdos y dialogar con otros partidos y administraciones porque así "lo demanda la ciudadanía". Realzó que, con su elección, se ha roto "un techo de cristal" y defendió el legado de los socialistas en la ciudad "en solitario o en coalición" con el BNG

A las ocho y media de la mañana de mañana lunes Inés Rey entrará en el Palacio de María Pita y los policías que custodian la puerta la saludarán como alcaldesa. La primera de la historia democrática y también la más joven que alcanza el máximo cargo de representación municipal. Su llegada es, también, la vuelta de los socialistas al poder municipal en A Coruña, perdido en 2011 tras 28 años de regidores del PSOE. Pero entran, al menos de momento, en minoría. Solo nueve concejales de 27. Es por eso que, tras ser investida con el apoyo de Marea Atlántica y del Bloque Nacionalista Galego, buena parte de su discurso de toma de posesión se centró en el diálogo como "instrumento fundamenta político permanente". "Debatamos sin crispación, sepamos hacer política, con mayúsculas", manifestó, "dejemos un legado de entendimiento y no de tierra quemada".

Rey salió elegida con el sí de 17 concejales. La candidata del Partido Popular, Beatriz Mato, fue apoyada solo por sus nueve ediles, y la única concejal de Ciudadanos, Mónica Martínez, por sí misma. Ciudadanos es el nuevo grupo de la Cámara municipal, que sube así hasta cinco el número de partidos con representación tras la sesión plenaria extraordinaria de ayer para conformar la nueva Corporación coruñesa.

Cómo será el gobierno y cómo se articularán los acuerdos que permitan a los socialistas sacar adelante asuntos en el Pleno y en órganos colegiados como Emalcsa y Emvsa aún está por definir. Tras el acto, Rey rehusaba avanzar el camino que pretenden seguir. "Hoy no toca", dijo. Sí respondió a los periodistas tal y como minutos antes se había expresado en su parlamento de investidura, en el que fue alternando gallego y castellano: "La ciudadanía mandó un mensaje muy claro de pluralidad pero sobre todo desde la responsabilidad y el diálogo; espero que sea el mandato del diálogo y por ello voy a trabajar con todas las fuerzas políticas". La necesidad de llegar a acuerdos en el ciclo político que se inaugura salpicó todo su discurso porque, advirtió, así "lo demanda la ciudadanía".

Para Rey, A Coruña es una ciudad que "ha alcanzado sus mejores logros cuando se ha unido y ha superado diferencias gracias al consenso". "Por eso trabajaré para que este mandato municipal sea el de la amabilidad, el de los acuerdos", añadió. "El mensaje que nos envió la ciudadanía fue claro: pluralidad, responsabilidad y acuerdos", insistió para comprometerse a gobernar para "los casi 250.000 coruñeses y coruñesas". 
 
La nueva regidora instó al entendimiento en el día a día pero sobre todo en los grandes temas, con varias menciones específicas a la fachada marítima. Grandes proyectos, añadió, "cuya continuidad debe quedar garantizada más allá del mandato de una Corporación". "Abrir la ciudad a los muelles desafectados es uno de esos proyectos estratégicos que debemos construir, juntos, superando nuestras diferencias en beneficio de A Coruña", explicó sobre el desarrollo, plasmado en unos convenios que habrá que renegociar, firmados por el Gobierno vazquista en 2004 y que establecen la financiación del puerto exterior con la venta de los terrenos litorales. 
 
Como "metáfora unida en su diversidad", mencionó y agradeció de "forma especial" la presencia de sus cuatro antecesores: Xulio Ferreiro, Carlos Negreira, Javier Losada y Xulio Ferreiro, así como a José Manuel Liaño Flores. "Todos ellos, desde su posición, intentaron hacer lo que consideraron mejor para la ciudad", analizó.  
 
Promesas y juramentos
 
De las dos fórmulas para asumir el cargo, Inés Rey prometió, no juró, en gallego y con una rosa en la mano, al igual que sus compañeros. En el PSOE se alternaron promesas y juramentos, y solo Yoya Neira, como hizo hace cuatro años, prometió el cargo matizando su fidelidad al Rey por imperativo legal. Todos usaron las frases habituales, al igual que el Partido Popular, donde también existieron promesas y juramentos, como el de Beatriz Mato, que se sentó en el escaño desde el que está llamada a liderar la oposición en los próximos cuatro años. 
 
Solo se salieron de las fórmulas regulares el BNG y Marea Atlántica. Estos últimos, se inspiraron en sus declaraciones de hace cuatro años, cuando fueron elegidos para gobernar y, también "por imperativo legal", prometieron cumplir sus obligaciones como concejales, a lo que añadieron su compromiso para "trabajar en defensa de los derechos de la mayoría social de A Coruña y cumplir con honestidad y transparencia el código ético de la Marea Atlántica". 
 
Los dos concejales del BNG, Francisco Jorquera y Avia Veira, prometieron ser "dos bos e xenerosos" y defender "los intereses generales de la ciudad y del pueblo gallego". Así, los 27 nuevos ediles de la Corporación fueron desfilando por el centro del salón de plenos. La foto final de familia es más femenina que masculina: quince mujeres y doce hombres. 
 
El mandato de las mujeres
 
De mujeres también versó el discurso de Rey y su primera firma en el Libro de Honor que se custodia en la planta noble del Palacio Municipal: "Hoy, 15 de junio de 2019, hacemos historia rompiendo con un techo de cristal. Hoy una mujer es alcaldesa por primera vez en la historia democrática. Por una Coruña feminista, plural y dialogante". 
 
Así quedó en el papel y así lo expresó tras recibir a vara de mando. "Superamos uno de los techos de cristal que nos reducía como ciudad", afirmó acordándose de las concejalas que la precedieron. 
"Tengo la inmensa suerte de culminar una lucha feminista en nombre de todas las mujeres", proclamó la alcaldesa, que repasó parte de la historia en femenino de la ciudad, enumerando a María Pita, Inés de Ben, Teresa Herrera, Concepción Arenal, Emilia Pardo Bazán, y Marcela y Elisa. "Todas persiguieron su sueño, lucharon por él y vamos a seguir su ejemplo", concluyó. 
 
Compromiso y críticas
 
En un acto sobrio y reglado, cuya única concesión festiva fue el Coro Cantabile cantando el himno gallego en el cierre y sin las novedades que supuso la entrada de Marea Atlántica hace cuatro años en el Consistorio, Rey lanzó varias promesas para el mandato, muchas de ellas con críticas veladas a Marea Atlántica y al Partido Popular, más diluidas que las expresadas durante la campaña. "Quiero junto a vosotros arrancar de nuevo el motor económico de Galicia", declaró. "Quiero que hagamos juntos la ciudad orgullosa de volver a ser guía y faro de Galicia", dijo. 
 
La regidora, que también apostó por "recuperar el diálogo institucional" se va a encontrar con un escenario que no se daba desde hace cuatro años en A Coruña. El Gobierno central y el local tienen el mismo color, lo que la vincula a los pasos que el Ejecutivo de Pedro Sánchez vaya dando respecto a las inversiones en la ciudad. 
 
De esta manera, instó a desbloquear las grandes infraestructuras pendientes de ejecutar, como la conexión del tren a Langosteira y el Vial 18, dependientes de Madrid, y el bus de la intermodal, de la Xunta. También se comprometió a "seguir luchando por los sectores industriales amenazados como Alcoa, Ferroatlántica e Isowat", que demandan un nuevo estatuto para empresas electrointensivas que todavía no ha llegado pese a la promesa electoral del socialista Pedro Sánchez. 
 
A nivel local, ofreció nuevos centros cívicos y trabajar para que los barrios "recuperen el protagonismo que merecen", con apoyo a los mercados y al pequeño comercio, así como "una ciudad moderna en la que se cuiden los espacios públicos y donde se apueste por un urbanismo sostenible".

Finalmente, defendió el legado de los socialistas en A Coruña, "un gran balance", además, tanto "como gobierno en solitario como en coalición", según opinó delante de un BNG que los acompañó en la legislatura 2007-2011 y a los que, de nuevo, quiere incorporar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido Patrocinado


Ecommerce Tour A Coruña vuelve con las últimas novedades

La jornada, que tendrá lugar el próximo jueves, 14 de noviembre en PALEXCO, prestará este año especial atención al mercado de la moda en Galicia

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es