22 de junio de 2019
22.06.2019
La Opinión de A Coruña
Javier Gallego 'Crudo'

"Los medios colaboran a difundir los peores discursos de odio y xenofobia"

"En el drama de las migraciones, las mujeres refugiadas y los niños son los más vulnerables. Hay que poner el foco en los peores tratados entre los maltratados"

21.06.2019 | 22:23
Javier Gallego 'Crudo'.

'Acampa 2019' trae a la ciudad a numerosas figuras que luchan día a día por visibilizar realidades como el drama de las migraciones o la violencia sexual. Son tres días de actividades en clave solidaria que sirven a esta causa, entre las que se incluyen talleres, debates, visitas guiadas y exposiciones. El periodista y poeta Javier Gallego 'Crudo', uno de los participantes, presentó ayer en la ciudad su poema gráfico 'Como si nunca hubieran sido', que pone el acento sobre este drama y trata de poner al lector en la piel de las personas que atraviesan esta situación

El periodista y poeta Javier Gallego, apodado Crudo, es un hombre multifaceta. Como si nunca hubieran sido, el poema gráfico que ha escrito junto a su hermano, Juan Gallego, llega a las librerías para poner el foco sobre el drama de las migraciones.

¿De qué cree que se vive peor a día de hoy, del periodismo o de la poesía?

Es una pregunta complicada. En mi caso, creo que mejor del periodismo. Pero son dos mundos bastante precarios. No son buenos tiempos para la lírica, pero tampoco del periodismo, sobre todo para vivir de él. Los tiempos difíciles son buenos momentos para hacer buen periodismo, el problema es que la precariedad y el paro impiden la libertad y la independencia que este requiere. Es una de las profesiones más castigadas por la crisis pero siempre estará mejor que la profesión de poeta.

¿Tiene el propio gremio la culpa de que el periodismo esté tan castigado?

Yo no empezaría culpabilizando a las víctimas, primero había que apuntar al sistema en el que vivimos.Vivimos en un mundo en el que toda la información se convierte en mercancía para conseguir dinero rápido, y fácil. Se menosprecia el valor fundamental que tiene la información, la de servicio público. Como sociedad tenemos una responsabilidad, si pedimos o consumimos mala información, y nos conformamos con ella, nos van a seguir alimento con ella.

En cuanto al tratamiento mediático del drama de los refugiados, ¿cree que se ha deshumanizado la tragedia?

Hemos perdido la sensibilidad. Creo que el punto de quiebro fue la fotografía de Ailan. Conmovió a la población, generó un movimiento de solidaridad, que se fue viniendo abajo al tiempo que ascendían los discursos del odio. En un momento de precariedad, cuando la gente tiene inseguridad sobre su futuro, es muy fácil que calen discursos del odio. Son ellos contra nosotros, los de fuera, que vienen a quitarme lo poco que tengo. Ese discurso ha calado y está sepultando esa oleada de solidaridad en la que asumimos que el problema de las migraciones también era nuestro problema. Galicia es una tierra de emigrantes. Gran parte de Argentina se hizo con el trabajo de gallegos. Lo que se ve como un problema puede traer una solución.

¿Cree que los medios de comunicación contribuyen a la difusión de estos discursos?

Los medios están colaborando en general a los discursos más fanáticos de odio, xenofobia y rechazo al invasor. En el panorama español priman los medios de derechas. El periodismo debería hacer su función: desacreditar la mala información, la información intoxicada, y los bulos que circulan por las redes en las que nos movemos. La gente quiere buena información frente a la desinformación. Es el momento de que el periodista recupere su esencia.

¿Hace falta una sensibilidad especial para relatar crisis de esta dimensión sin caer en el morbo y el oportunismo?

Todos los beneficios del cómic están destinados a la ONG Médicos sin Fronteras. No queríamos hacer una obra para el propio lucro. Es una forma de colaborar con el trabajo de las organizaciones. Sensibilidad especial no, sino la que puede tener cualquiera ante este drama. Lo que tratamos con el cómic es de ponernos en la piel de las personas que llegan hasta aquí, arriesgando su vida y la de sus hijos. Imagínate cómo tiene que estar un padre para meterse en una barca con sus hijos pequeños y lanzarse con ellos a un futuro incierto.

La labor del periodista debe ser la de ayudar al lector a ponerse en otras pieles.

Sí, a veces somos los periodistas los que tenemos que aprender a contar las cosas de otra manera, para que interese a nuestros jefes. Hay muchos periodistas haciendo un gran trabajo, saltando el muro de indiferencia.

A veces ese trabajo queda silenciado por todo lo demás.

Sí, es que es mucho mas fácil publicar una foto de unas personas subidas a una valla y poner "invasión de negros". Es un mensaje facilón, por ello cala con rapidez. Es más fácil que elaborar un discurso de cuál es el problema, de dónde viene la crisis que ha dejado un movimiento migratorio masivo. Pero no hay que perder la esperanza la gente está buscando buena información. No hay que dejar que los bulos y la desinformación nos ganen.

Acampa 2019 pone el foco en la mujer refugiada. ¿Cree que es algo procedente, o se exagera, como muchos critican?

Creo que los hombres no nos podemos quejar de lo poco que os habéis quejado los mujeres. En el caso concreto de los refugiados, las refugiadas y los niños son la parte más vulnerable. Hay que poner el foco en los peores tratados de entre los maltratados. Estuve en un campo en Lesbos en el que las mujeres sufren una violencia atroz. Ya no sólo la que se encuentran en el camino, en el que son explotadas y víctimas de trata, sino que cuando llegan al campo sufren la misma violencia. No sólo no se está exagerando, sino que espero que vaya a más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


esquelasfunerarias.es