19 de julio de 2019
19.07.2019

Hildita dice adiós tras 60 años de historia pastelera

La icónica confitería de la calle Alameda, abierta desde 1959, cierra sus puertas por la jubilación de su actual propietario

18.07.2019 | 20:07
José Sánchez García, actual propietario de Hildita.

En el año 1959 Sergio Peñamaría del Llano llegaba a la Alcaldía de A Coruña y la pastelería Hildita abría sus puertas en el 17 de la calle Alameda. Desde entonces han pasado nada menos que 60 años en los que el emblemático local no ha dejado de despachar todo tipo de pan, empanadas y pasteles. Hoy, su actual gerente, José Sánchez, ha decidido que es hora de cerrar. Lo hace, según cuenta, porque toca descansar. "Llevo aquí toda la vida", relata.

José Sánchez García empezó a trabajar en Hildita una década después de su apertura, en 1971, cuando el alcalde ya era José Pérez Ardá. Lo hizo como aprendiz del propietario, Juan Campos, a cuya hija, Hilda, el negocio debe el nombre. José Sánchez cumple este año quince al frente de la pastelería, que planea clausurar definitivamente el próximo enero. "No hay nadie de mi familia que sepa el oficio. Todos se dedican a otras cosas, no van a dejarlo por venir a ocuparse de esto", explica José Sánchez, quien, sin embargo, no descarta la posibilidad de un traspaso. "Si aparece alguien por ahí lo veremos", comenta el repostero.

Si algo tiene esta pastelería, además de una mano singular para las milhojas, su gran especialidad, es una cantera de clientela fiel que ha ido acumulando a lo largo de las seis décadas que lleva colgado su letrero rojo del escaparate. "A la gente le da pena que cerremos, les sorprende. Están acostumbrados a venir aquí siempre", apunta el actual gerente.

Una clientela que el negocio ha logrado mantener a pesar de los malos tiempos, una hazaña solo al alcalce de los negocios de toda la vida. "Fuimos aguantando, que no es poco tal y como están y estuvieron las cosas", comenta el repostero.

No solo la clientela es la de toda la vida. Al igual que el hoy propietario, la mayoría de la plantilla de Hildita empezó a trabajar en el local poco después de su fundación. Así lo recuerda José Sánchez García. "Se ve que la gente está contenta trabajando aquí, no quieren marchar". En 2019, trece alcaldes después, Hildita pondrá fin a 60 años de pan y pasteles en la calle Alameda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

esquelasfunerarias.es