20 de julio de 2019
20.07.2019

La playa, también para perros

Pacma convoca un paseo con mascotas desde la explanada de Riazor para reclamar que puedan acceder a las playas en verano

19.07.2019 | 21:58
Un perro juega en una playa de la ciudad en invierno.

Dueños y perros se concentrarán en la explanada de Riazor el próximo 11 de agosto con un objetivo: lograr que a las mascotas se les permita el acceso a las playas coruñesas, que tienen vetado en los meses estivales. A día de hoy, de los arenales con los que cuenta la ciudad, ninguno tiene habilitada una zona especial para que estos animales jueguen en verano.

A la cita, convocada por el partido Pacma, están llamadas a acudir las asociaciones animalistas de la ciudad que así lo deseen. Por ahora, los inscritos rondan la treintena, pero los organizadores esperan que se vaya sumando más gente. "Con las convocatorias estivales, nunca sabes. Nosotros estaremos encantados de informar a quien se quiera acercar", explica la portavoz de la formación animalista, Mónica Velazquez.

La idea, explica, es juntarse para recorrer, con los animales, la distancia entre la explanada de Riazor y la fuente de los surfistas. Eso sí, si el tiempo lo permite. "Si hace mucho calor, nos quedaremos por alguna zona de sombra intermedia, que no es cuestión de que los perros lo pasen mal", explica Velázquez.

Una acción planeada para que se desarrolle simultáneamente en diferentes ciudades españolas, que reclaman en sus respectivos arenales el levantamiento de esta prohibición. De habilitarse finalmente estas playas para perros, estas zonas se unirían al conjunto de establecimientos dogfriendly de los que ya dispone la ciudad, una etiqueta que diferencia a los locales en los que las mascotas son bienvenidas. Desde la formación, se apela a la cordura y a la responsabilidad de los dueños si se cumpliesen sus peticiones. "Si los perros y sus dueños están bien educados, no creemos que vaya a haber ninguna incomodidad. Es una cuestión de civismo. Son parte de nuestra familia", esgrime la portavoz, que reitera que las exigencias que puede presentar el llevar a un animal a la playa no son muchas más que las del día a día. "Hay que estar pendientes, claro, dentro y fuera de la playa, sujetarlos si es preciso y recoger los restos. Es lo que se debería hacer a diario".

La cita está concebida, además, con el propósito de fomentar las adopciones de los animales que a día de hoy residen en asociaciones de protección. "La idea es llevarlos al paseo y que la gente los vea, a ver si se animan a adoptar", apunta Velázquez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

esquelasfunerarias.es