14 de agosto de 2019
14.08.2019
Claves

El Concello rectifica y estudiará la gestión de las bibliotecas que prometió al BNG

La alcaldesa considera que hay "muchas vías" para que el Ayuntamiento asuma el servicio pero supedita la futura decisión a que haya "garantías legales y laborales"

13.08.2019 | 21:46
La alcaldesa, Inés Rey, entrando en la junta de gobierno celebrada ayer en María Pita.

Claves

  • Anulación del encargo. La junta de gobierno anuló ayer el encargo a Emvsa de que asumiera la gestión de cinco bibliotecas tras el voto en contra de PP y PSOE en el anterior mandato por dudas legales
  • Contrato transitorio. El Gobierno local promete sacar a licitación un concurso público para la gestión de las bibliotecas de un plazo máximo de tres años para dar estabilidad a los trabajadores
  • Estudio de opciones. Durante el período de la nueva concesión, la Concejalía de Cultura estudiará opciones para asumir la gestión de los centros. El BNG afirma que será “exigente” con el asunto

El Concello reculó ayer y afirma que estudiará distintas opciones para remunicipalizar las bibliotecas del Ágora, Fórum, Sagrada Familia, Os Rosales e Infantil e Xuvenil. De esta manera, mantiene el cumplimiento del pacto programático con el BNG, que incluye, entre sus puntos, el objetivo de "unificar la red (de estos centros de lectura) a través de la gestión directa". La alcaldesa, Inés Rey, defendió ayer que la vía por la que optó el Gobierno local anterior no era válida, porque "había dudas jurídicas", pero apuesta por estudiar otras alternativas que contengan "garantías legales y laborales". "Hay muchas vías para hacerlo", explicó la regidora.

Ante el anuncio del Ayuntamiento de que la licitación de una nueva concesión para gestionar las bibliotecas ponía fin a la idea de asumir directamente el servicio, el concejal de Cultura, Jesús Celemín apostilló ayer que este contrato será "transitorio" y solo se extenderá, como máximo, por tres años para poder explorar otras vías dentro de los cuatro de mandato. Por su parte, el BNG anunció ayer que será "exigente" con el Ejecutivo municipal para que se estudie la remunicipalización, tal como pactaron. "Es necesario ponerse a trabajar lo antes posible", apostilló la formación nacionalista, que insiste en que la futura solución para la red de estos centros municipales "tendrá que pasar necesariamente por una gestión directa".

Ambos grupos están de acuerdo en que la cuestión fundamental, a día de hoy, es garantizar la estabilidad a los trabajadores que, al estar la concesión finalizada desde enero, han sufrido demoras en el pago de sus salarios. Los nacionalistas apuntan como "máximo perjudicado" al personal y consideran que el nuevo contrato salvará las "incertezas" actuales. "No podemos jugar con los trabajadores", advirtió ayer la alcaldesa, que solo aceptará que el Concello asuma la gestión de las bibliotecas si se cuenta con el "aval" del secretario, del intervención y de la asesoría jurídica. Recuerda, además, que el grupo municipal ya se mantuvo en contra del proceso iniciado por el anterior Gobierno local y aclara que "no por capricho, sino por dudas que fueron confirmadas".

El encargo a la Empresa Municipal Vivienda, Servicios y Actividades (Emvsa) para que se hiciera cargo de la gestión de las bibliotecas se realizó en abril y motivó que en mayo se llevara al consejo de administración un cambio en sus estatutos para adaptarlos a la encomienda. Tanto PP como PSOE se opusieron y el BNG se abstuvo por los recelos mostrados por el interventor y secretario municipal, así como el asesor jurídico de la empresa pública. El principal escollo de que Emvsa asumiera la gestión era la posibilidad de subrogar a los trabajadores de la empresa adjudicataria. La asesoría jurídica municipal en aquel momento, la única que avalaba el trámite, advertía de que deberían realizarse unas pruebas selectivas que no estarían reservadas exclusivamente para el actual personal para que pasaran a ser funcionarios.Tras el revés de la votación en contra de los dos partidos de la oposición, Marea Atlántica adjudicó, sin concurso, un contrato "puente" por seis meses para volver a retomar el procedimiento, pero el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia lo anuló.

Así las cosas, la junta de gobierno de ayer suspendió el encargo a Emvsa mientras el Gobierno local promete sacar a concurso cuanto antes un nuevo contrate que dé estabilidad a los trabajadores. Y, mientras, estudiar nuevas opciones de gestión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es