20 de agosto de 2019
20.08.2019

Hércules sigue en la fábrica de armas a dos días de que se acabe el plazo de su desalojo

El antiguo comité de empresa duda de que se pueda retomar la actividad industrial en las instalaciones tras más de cinco años sin inversiones en mantenimiento

19.08.2019 | 23:03
Un vehículo de Defensa, en las instalaciones de la fábrica de armas.

La empresa Hércules de Armamento todavía no ha abandonado las instalaciones de la fábrica de armas. Mañana, a las 23.59 horas, se cumple el plazo para el desalojo voluntario del edificio. Una vez que expire ese periodo, el Ministerio de Defensa podrá ejecutar un desahucio forzoso de la empresa, que ya no es la adjudicataria de la concesión del polígono ni de la maquinaria heredada tras la marcha de General Dynamics de Pedralonga.

El presidente del antiguo comité de empresa de la fábrica de armas, Roberto Teijido, duda de que la actividad industrial se pueda retomar en el complejo, ya que considera que han pasado más de cinco años "sin inversión" ni "en el mantenimiento del edificio" ni en "las máquinas de tecnología punta" que tenía la fábrica cuando Hércules de Armamento se hizo con la concesión. "El deterioro es muy grande", resume.

Para estos terrenos, tanto la Universidade da Coruña como empresas gallegas tienen un proyecto que se basa en convertir parte de las instalaciones en la Ciudad de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Defensa ha redactado ya un contrato por el que se otorgará una concesión demanial a la Universidad como contrato puente mientras se constituye un consorcio que gestionará el nuevo espacio empresarial.

Defensa decidió revocar la concesión a Hércules de Armamento por incumplimiento de las condiciones del contrato, entre ellas, no pagar el canon anual al que estaba obligada por el uso de los bienes de la fábrica „desde 2014, solo hizo frente una vez a este pago„, carecer de carga de trabajo y mantener deudas no solo con sus trabajadores sino también con la Seguridad Social.

Este desalojo, que podría ser forzoso en caso de que Hércules de Armamento no abandone voluntariamente el polígono antes de mañana, viene precedido de la pérdida de la firma del permiso para fabricar armas en el complejo por haberse quedado sin empresa de seguridad por impago, también las suministradoras de agua y de luz cortaron los servicios a la nave por no haber hecho frente a las facturas acumuladas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

esquelasfunerarias.es