28 de agosto de 2019
28.08.2019
La Opinión de A Coruña

La Policía descarta reforzar la vigilancia en barrios ante el aumento de robos en pisos

Niega que haya "carencia" de agentes y achaca a las vacaciones ausencias puntuales

27.08.2019 | 20:48
La Policía descarta reforzar la vigilancia en barrios ante el aumento de robos en pisos

La Policía Nacional descarta reforzar las labores de vigilancia en los barrios en los próximos días tras registrarse un total de 13 asaltos en domicilios durante el fin de semana pasado en distintas zonas de la ciudad. Fuentes del 091 descartan que, tal como denuncian los trabajadores, exista una "carencia" de agentes para realizar tareas de prevención y, sobre la necesidad de más funcionarios en la Brigada de Policía Judicial que apuntan los sindicatos, defienden que la investigación de este tipo de robos siempre se realiza por parte de "especialistas en delitos contra el patrimonio".

Lo único que reconocen desde la Policía es que pueda haber menos agentes trabajando debido a los períodos vacacionales, pero niegan que esto afecte al número de patrullas que hay en las calles. Admiten, también, que situaciones como las denunciadas la semana pasada, cuando hubo tres presos de la cárcel de Teixeiro en custodia en un hospital coruñés, pueden afectar al servicio, pero rechazan que sea una situación crónica o constante.

El 091 defiende que periódicamente se ejecutan los planes específicos de prevención de delitos de robo en viviendas y establecimientos que marca el cuerpo de seguridad a nivel estatal y añaden que suelen centrarse en los meses de verano por registrarse más asaltos en domicilios. Desde la Policía hacen un llamamiento a los ciudadanos para que no duden en telefonearlos si ven cualquier situación sospechosa en el interior de los edificios. Si ven personas merodeando en portales o escaleras, advierten, los vecinos pueden llamar al 091.

Pese a la negativa, en otras ocasiones sí que se aprobaron dispositivos especiales ante oleadas de robos en verano. La última vez, en el año 2017, cuando la Policía Nacional reforzó la vigilancia de lunes a viernes en los barrios. Con agentes uniformados y de incógnito, el 091 trasladó a agentes que normalmente acudían a actos masivos a hacer rondas en las calles de la ciudad como prevención.

DISTINTAS ZONAS

A lo largo del fin de semana se registraron trece asaltos en distintas zonas de la ciudad. Fueron cuatro en A Zapateira, dos en El Ensanche y en Ciudad Vieja, así como un robo en Riazor, Monte Alto, Agra del Orzán y Os Castros. Otro, en este caso sin localización precisa, acabó con la detención de una pareja por parte de agentes de la Policía Nacional y Local. Uno de los arrestados intentaba acceder a una casa a través de una ventana y fue sorprendido por el inquilino agarrado a una tubería. Los dos fueron detectados en un establecimiento cercano. Este intento de asalto y otro más del total parecen ser, según fuentes cercanas a la investigación, casos aislados pero los otros están conectados por el mismo modus operandi.

En todos desaparecieron de los domicilios joyas y dinero y los ladrones no dejaron signos evidentes de la entrada en las viviendas. Además, aprovecharon períodos vacacionales o de fin de semana para asegurarse de que no hay personas en el interior de las casas. Según los sindicatos policiales, este tipo de bandas organizadas precisan de agentes especializados para poder desarticularlas ya que su investigación suele conllevar un período de tiempo más largo en comparación con robos puntuales. Es por ello que reclaman más efectivos en la Brigada de Policía Judicial, que analiza y desentraña los delitos y que, dicen, lleva años sin que aumente el personal. Es más, recuerdan que hace años existió un grupo especialista en este tipo de delitos que fue desmantelado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es