04 de septiembre de 2019
04.09.2019
La voz vecinal en los presupuestos | Segunda fase

El Concello reduce a una semana el plazo para votar los presupuestos participativos

Alega que, tras el cambio de Gobierno, se paró durante un mes el proceso y que "ajusta" las fechas para poder incluir las propuestas en la negociación de las cuentas

03.09.2019 | 21:44
Uno de los puntos de información de los presupuestos, en 2017.

El Concello ha comprimido el plazo de votación de las propuestas que formarán parte de los presupuestos participativos de este año. La Concejalía de Igualdade, Benestar Social e Participación avisó ayer por la mañana por correo electrónico solo a las personas que están inscritas en la web A Porta Aberta de que, por "circunstancias especiales de todos conocidas", había sido preciso "ajustar los tiempos y reducir la duración de las últimas fases" del proceso. De modo que el plazo hábil para votar comenzó ayer por la mañana y se cerrará el lunes, 9 de septiembre, cuando en la anterior convocatoria era de casi tres semanas.

Sobre la una de la tarde, el Concello empezó a divulgar la información de la reducción del plazo a través de sus redes sociales. Fuentes municipales indicaron ayer, a preguntas de este diario, que la decisión de achicar la segunda fase es de carácter técnico, para poder tener la selección de las propuestas hecha antes de que se avance en la negociación de los prepuestos municipales.

La alcaldesa, Inés Rey, avanzó que la intención del Gobierno local es presentar un proyecto de cuentas para 2020 "en tiempo y forma" para que pueda entrar en vigor el 1 de enero „aunque para ello tendrá que recibir el apoyo del pleno„, por lo que tendrán que estar definidos en octubre.

Desde el Concello explicaron ayer que las "circunstancias especiales" que mantuvieron parado el procedimiento fueron las derivadas de las elecciones y del cambio de Gobierno en María Pita, que dejó a los presupuestos participativos en el banquillo durante aproximadamente un mes, según fuentes municipales.

En la anterior convocatoria, esta segunda fase del procedimiento, la de recogida de apoyos, se inició el 30 de agosto y se cerró el 17 de septiembre. En ese periodo habilitaron puntos de ayuda para la votación, tanto en los centros cívicos como en las bibliotecas y en la calle, con dos espacios de dinamización, uno en el Obelisco y otro, en la plaza de Lugo, los dos sábados que estuvo abierto el plazo de selección de proyectos.

A pesar de que solo se pueda votar durante una semana, el Concello mantendrá el punto móvil de información. Esta tarde estará en el Campo da Leña, de cinco a nueve de la noche, el mismo horario que tendrá mañana, en el parque de San Diego y también el sábado, 7 de septiembre, en As Conchiñas, aunque, en este caso, estará de diez a dos de la tarde.

El Concello defiende que el proceso tiene que estar finalizado antes de que empiece noviembre para que todas las propuestas tengan su partida específica en los presupuestos municipales, para que no exista "duplicidad" en los proyectos que quieran meter los grupos en el documento.

La asociación de vecinos Castrillón Urbanización Soto IAR criticó ayer esta reducción en los plazos porque entiende que esta estrategia responde a la voluntad del Gobierno local de que esta iniciativa "no tenga una participación importante en esta fase" y no descarta que esto "se utilice como justificación para eliminar los presupuestos participativos en 2020". La entidad solicitará a la federación que exija a la concejalía un "periodo más amplio".

Fuentes municipales explicaron ayer, que esta iniciativa se mantendrá en el próximo ejercicio, aunque no descartan que, desde el área de Participación, que lleva Yoya Neira, se introduzca "alguna mejora" en el planteamiento, sin especificar cuál. En su cuarta convocatoria, los presupuestos participativos cuentan con tres millones de euros, de los que, los distritos se llevan 200.000 euros y las propuestas para toda la ciudad, un máximo de un millón de euros.

Críticas de PP, Marea y BNG

Tanto los grupos de Marea Atlántica como BNG y PP se mostraron ayer contrarios a la reducción de los plazos de votación de los presupuestos participativos.

Desde el PP, se mostraron ayer escépticos con el proyecto, y reclamaron la ejecución de los planes aprobados, así como mayor plazo para votar. "Las distintas ediciones del proyecto de presupuestos participativos han demostrado que estábamos ante una iniciativa que se quedaba en la pura propaganda. Así lo demostraba el nivel de ejecución de los proyectos, que era prácticamente inexistente. Por tanto, lo primero y más importante es ejecutar aquello que se aprueba, en este caso, los proyectos seleccionados, que además son demandas vecinales. En cuanto al tiempo de participación, entendemos que es escaso, dado que cualquier procedimiento ordinario tiene un mínimo de quince días para alegar o sugerir, por lo que creemos que esos quince días sería una franja temporal más adecuada" , defendieron ayer desde el PP.

"De 21 días de votaciones pasamos a siete, sin motivos claros para el recorte. Supone dificultar la participación ciudadana y debilitar un canal de democracia directa, un mal camino para un gobierno progresista", denunciaron ayer desde Marea Atlántica y avanzaron que solicitarán información al Gobierno local de los motivos que llevaron a este recorte.

"Esperamos que no se convierta en una profecía autocumplida y en una excusa para eliminar o reducir el programa de presupuestos participativos. Esta es su cuarta edición, con un nivel de participación siempre creciente. Necesita compromiso y tiempo para consolidarse, no piedras en el camino", incidieron desde Marea.

La concejal del BNG Avia Veira manifestó que, desde el BNG, no están "de acuerdo para nada con esta reducción". "En lugar de ir hacia atrás hay que avanzar para mejorar la participación de la ciudadanía en los presupuestos. El Gobierno debería poner medidas para salvar la brecha digital, creemos que hay que garantizar que se realicen las propuestas ganadoras. Le vamos a pedir explicaciones y le haremos llegar nuestro desacuerdo mediante una iniciativa", relató Veira.

La portavoz de Ciudadanos en María Pita, Mónica Martínez, explicó ayer que, "de media, en otros ayuntamientos, el plazo oscila entre los ocho y los quince días", por lo que afea no tanto el recorte del plazo sino que el Gobierno local no hubiese avisado "con más tiempo" a los vecinos de este cambio.

"Si el trabajo anterior ha sido elaborado con rigor y amplitud, una semana para las votaciones entra dentro de un plazo razonable. Como grupo municipal que presentará sus aportaciones a la negociación, vemos muy positivo que las votaciones de participación estén sobre la mesa con anterioridad para conocer cuál es el sentir y las inquietudes de los coruñeses", defendió Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es