10 de septiembre de 2019
10.09.2019

Frente común para sanear la ría

El Gobierno espera a que la decisión de la Comisión Europea sea notificada a Hacienda para iniciar la licitación || Concellos y oposición instan al dragado

09.09.2019 | 22:55
Frente común para sanear la ría

En pocas cosas se suelen poner de acuerdo formaciones de todos los colores. El dragado de la ría de O Burgo es una de estas excepciones. La decisión de la Comisión Europea de cambiar los criterios de elegibilidad para que el Estado pueda solicitar fondos europeos con los que cofinanciar la regeneración del estuario, tal y como adelantó LA OPINIÓN, ha abierto una puerta a que el proyecto, que cuenta con la Declaración de Impacto Ambiental aprobada desde hace casi dos años, se ejecute.

El Ministerio de Transición Ecológica adelantó ya a este diario que financiará su parte „la mitad del coste total, 24 millones„ con fondos propios, por lo que queda que el Estado solicite a Europa que colabore para la otra mitad.

La Delegación del Gobierno en Galicia aseguró ayer a este diario que el Ministerio de Hacienda no puede cursar todavía la petición de los fondos a Bruselas, ya que carece todavía de la confirmación oficial de que la Comisión Europea haya aceptado cambiar los criterios para financiar la obra. Será entonces cuando comiencen los trámites en Hacienda. Desde la Delegación del Gobierno esperan que esa comunicación se haga "en breve" para poder sacar a concurso el saneamiento del estuario.

La portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, recordó ayer que "no se puede desaprovechar" lo que es ya "una posibilidad real" de tener la ría de O Burgo completamente saneada" y, desde su posición en el Bruselas, avanzó que mantendrá "una presión firme y constante" para que el Estado solicite los fondos "antes de noviembre", ya que el plazo de ejecución de la obra es de 23 meses y las ayudas a las que opta se tienen que realizar antes de que se acabe 2021. Miranda recordó ayer que la Comisión Europea puede transferir hasta el 85% del coste total de la obra, pero que el Estado "se tiene que comprometer a cofinanciar el saneamiento".

El Gobierno local de A Coruña (PSOE) considera que, con el dragado de la ría se cumple con "una deuda histórica" con la ciudad y la comarca. "Debe suponer la recuperación de un foco de actividad económica, vertebrador del área metropolitana. La ría y la fachada marítima son uno de los grandes retos de la ciudad para los próximos años y desde el Concello trabajaremos en esa línea, con proyectos como el paseo marítimo o la base de deportes náuticos en Oza", declararon ayer fuentes del Gobierno local.

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane (Alternativa dos Veciños), recordó ayer que el compromiso sellado entre la Xunta y el Estado en enero „en una reunión con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán„ está teniendo ahora sus frutos, pero que queda lo más importante, que se contrate. "Sería gravísimo que no se licitase ahora porque habría que repetir los trámites de la Declaración de Impacto Ambiental [tiene una vigencia de cinco años, por lo que, de no licitarse antes de 2022, caducaría]. No hay tiempo. Ni Gobierno provisional ni medio gobierno. No hay disculpa para no contratar la obra", comentó ayer García Seoane, en declaraciones a este diario. El regidor oleirense cargó también contra el Estado por "haber autorizado a las empresas que vertiesen en el fondo de la ría" sus productos contaminantes años atrás.

El alcalde de Cambre, Óscar García Patiño (Unión por Cambre), ve positivo que el proyecto de dragado de la ría de O Burgo avance, aunque se mostró ayer también escéptico, ya que duda de si, de nuevo, se está hablando de la ría "por la proximidad de elecciones", como pasó ya en ocasiones anteriores. El alcalde confía en que el dragado "se acometa por fin" por ser "una obra prioritaria y esencial", que "promoverá el patrimonio natural y económico del Concello".

También el alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo (PSOE), solicitó que la ría de O Burgo "reciba el impulso definitivo para su ejecución". "Estamos ante una oportunidad de oro que no podemos desaprovechar", afirmó ayer el alcalde de Culleredo, que, al igual que su compañera de partido, la alcaldesa Inés Rey, defiende que es una muestra del compromiso del Gobierno en funciones con O Burgo, y confía en que la tramitación se haga "con celeridad" para finalizar esta obra "prioritaria" para Culleredo y la comarca.

En las bancadas de la oposición de María Pita también los grupos se posicionan en favor del dragado y de que se acometa cuanto antes. El PP reivindica que fue de la Xunta la idea de solicitar fondos a Europa para ejecutar las obras y espera también "que se confirme la disponibilidad" de esas partidas.

La portavoz de Marea Atlántica, María García, que fue edil de Medio Ambiente, considera que "no hay excusas" ya para que no se ejecute el dragado, aunque cree que, "desde el punto de vista productivo", la regeneración tiene que ir "más allá del dragado", para "acometer la restauración de los bancos marisqueros y del ecosistema".

"Se desbloqueó la financiación Europea, pero no llega, el Gobierno central y la Xunta tienen que aportar una dotación suficiente y ponerse manos a la obra. El tiempo corre contra nosotros y se siguen incumpliendo normativas. Ya basta de disculpas", reivindicó ayer el portavoz del BNG, Francisco Jorquera.

La portavoz de Ciudadanos, Mónica Martínez, cargó ayer contra "la descoordinación entre administraciones y la dejadez" que considera que "ha sido bochornosa". "Los informes de la Unión Europea y los viajes de parlamentarios europeos [que visitaron la ría en 2013 a petición de la Cofradía de Pescadores, la Plataforma en Defensa da Ría y gracias a la mediación de Miranda] que no daban crédito a lo que estaban viendo hizo que se moviesen las administraciones autonómica y nacional", relató ayer Martínez, que defiende que, como en los ochenta y noventa, podrían vivir del estuario más de mil familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es