03 de octubre de 2019
03.10.2019

Puerto y Ayuntamiento fijarán una mesa de trabajo para contar con un ferri a Inglaterra

Analizarán la viabilidad de tener una autopista del mar como la que abrirá Vigo, para lo que sería necesario buscar espacio en la dársena, hacer obras y un acceso

02.10.2019 | 23:48
Vista aérea del puerto interior de A Coruña, con seis cruceros atracados.

Hace doce años el presidente del organismo público Puertos del Estado, Mariano Navas, declaraba que el puerto coruñés podía optar perfectamente a las autopistas del mar si liberaba espacio en los muelles. Estas autopistas son corredores marítimos incluidos en las redes europeas de transporte y financiados parcialmente por la Unión Europea, que los fomenta por ser menos contaminantes que el tráfico por carretera. Son una gran oportunidad de desarrollo económico que ya pusieron en marcha hace años pósitos como Santander, Bilbao o Gijón en el noroeste, pero en Galicia quien ha tomado la delantera ha sido Vigo que tras años de planificación, prevé en 2020 conectar por ferri con Plymouth en Inglaterra y Cork en Irlanda con tres salidas semanales. En A Coruña esta infraestructura estratégica la planteó la actual alcaldesa en campaña electoral: un ferri con rutas comerciales y turísticas con Inglaterra e Irlanda.

La regidora Inés Rey y el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, han mantenido conversaciones sobre esta iniciativa y han acordado en próximos días conformar una mesa de trabajo para estudiar la "viabilidad" de establecer una de estas rutas marítimas. El Gobierno local afirma que desde el Puerto „sus responsables ayer rechazaron hablar con este periódico más allá de la frase "nada que comentar" les han transmitido que existe "capacidad" en la dársena coruñesa para construir la estructura necesaria para la carga y descarga de estos buques y que no sería una obra demasiado costosa.

El Gobierno local quiere ir de la mano del Puerto en esta iniciativa, analizando juntos todas las posibilidades. Se ve más viable un tráfico de mercancías, lo que se denomina ro-ro (acrónimo de roll on roll off en inglés), plataformas para la carga y descarga de tráfico rodado como coches y camiones, con anclaje en la propia cubierta. La opción que podría ser menos factible sería la del ro-pax (los ferris), que incluye transporte de vehículos y personas (fin turístico). Ni el puerto interior ni el exterior de punta Langosteira están adaptados a este tipo de tráfico.

Lo que se debatirá también en la mesa de trabajo es el mejor destino, Plymouth, Portsmouth o Cork, y se analizarán los precios, porque por ejemplo para el traslado de personas puede que les salga más barato coger un avión con una compañía lowcost que un ferri (de Santander a Portsmouth en ferri, por ejemplo, habría billetes desde el puerto de Bilbao desde unos 300 euros).

Otro punto que analizará el Ejecutivo local y el portuario es si el puerto coruñés sería un punto de origen o simplemente una parada del ferri de Vigo, si no retrasa mucho los tiempos. La Autoridad Portuaria de Vigo va muy por delante. En Vigo, en el puerto de Bouzas, tienen cinco rampas fijas de ro-ro y una móvil y ya dicen que son "insuficientes". Prevén conectar en 2020 con Reino Unido e Irlanda (han tenido en cuenta el Brexit) e incluso planifican ya un ferri al norte de África y a Bélgica. Solo tienen ro-ro pero con una estructura fácilmente adaptable para operar con el ro-pax, con pasajeros. Vigo tiene un plan estratégico 2018-2028 y destacan la "impresionante evolución de los tráficos en la modalidad de transporte ro-ro, que en el último ejercicio supuso el 60,47% del tráfico, gran parte por los vehículos de la factoría Citroën.

En A Coruña hay que analizar cómo liberar espacio en los muelles para el acceso de estos buques, construir las rampas y además ejecutar un acceso de los vehículos atravesando el puerto para embarcar.

En Gijón se adjudicó en 2015 la construcción de una segunda rampa ro-ro, de 35 metros de largo, por 2,5 millones de euros. Tuvo ruta con Nantes desde 2010 a 2014 en que cerró tras acabarse las subvenciones de Estados (Francia y España, 30 millones) y Europa (4 millones).

El presidente de Puertos del Estado veía viable en 2007 una autopista del mar desde la dársena coruñesa, el puerto interior, porque desde Langosteira ya lo descartaba. Mariano Navas destacó entonces que el puerto exterior tenía una menor eficiencia para el tráfico de contenedores por estar abierto al mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es