06 de octubre de 2019
06.10.2019
La Opinión de A Coruña

El Concello rechaza que se traten aceites en Oza por el riesgo ambiental

Elabora un informe urbanístico sobre la actual planta de Limpoil, que opera en el puerto pesquero desde 2011 sin licencia municipal

05.10.2019 | 22:47
La actual planta de Limpoil en la dársena de Oza.

El Gobierno local mantiene su oposición al proyecto de conversión de la actual planta de recepción de residuos oleosos de la empresa Limpoil en la dársena de Oza en una de pretratamiento, postura que ya expresó el grupo socialista en el pasado mandato municipal. En respuesta a una pregunta del BNG sobre esta cuestión, el Ejecutivo explica que rechaza que se instale en el muelle pesquero "cualquier planta que genere un riesgo medioambiental".

También detalla que el Concello no conoce ninguna tramitación solicitada por Limpoil ni la concesión de un permiso urbanístico para su instalación en la dársena de Oza, donde desarrolla su actividad desde 2011. A esto añade que la administración municipal está elaborando un informe urbanístico sobre esa planta que se incorporará a la Autorización Ambiental Integrada que tramita la Consellería de Medio Ambiente sobre la solicitud de la realización del pretratamiento de los residuos oleosos.

En el informe de impacto ambiental que se inició en 2017 para autorizar esa actividad, el Concello emitió un informe negativo al considerar que Limpoil no garantizaba con su proyecto la eliminación del peligro de vertidos a la ría. En diciembre de ese mismo año, una moción respaldada por Marea Atlántica, BNG y PSOE mostró su rechazo al pretratamiento de los aceites ante el riesgo que supondría para los bancos marisqueros y las playas, tras lo que luego el Gobierno gallego exigió a la empresa una evaluación ambiental completa que aún está en fase de tramitación. El pasado mes de julio, la Autoridad Portuaria concedió a Limpoil una prórroga de seis años para continuar su actividad en Oza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es