10 de octubre de 2019
10.10.2019

Calabozos de Lonzas y patrullas, fumigados tras dos casos de sarna

La Policía Nacional tuvo que desinfectar sus instalaciones al detectar que detenidos estaban contagiados por esta enfermedad

10.10.2019 | 00:14

La Policía Nacional tuvo que desinfectar la semana pasada sus instalaciones en A Coruña, desde calabozos a coches patrulla y locales de los agentes de la sección judicial, al detectar que dos de los hombres que habían detenido tenían la sarna. Esta enfermedad se contagia por contacto y provoca erupciones, irritación de la piel y picor.

Los dos detenidos fueron trasladados desde los calabozos de Lonzas hasta las instalaciones del Juzgado de Instrucción 5, ya que, durante la semana pasada, ejerció las funciones de guardia.

Los funcionarios de esta sala se quejaron de que nadie les hubiese alertado de esta situación, ya que los agentes que realizaron el traslado no fueron los mismos que los que los atendieron cuando fueron detenidos.

Fue la intérprete que los asistió en ambas intervenciones -ya que los arrestados no hablaban español- quien puso sobre aviso al personal del juzgado.

Fue entonces cuando tuvieron que activar el protocolo para sanear la zona en la que habían estado. También la Policía Nacional tuvo que hacerse cargo de la fumigación de las instalaciones en las que habían estado los detenidos, para, de este modo, evitar nuevos contagios.

Fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) indicaron a este diario que las dependencias judiciales se limpiaron en cuanto los funcionarios pusieron en conocimiento de la institución los hechos. En todo caso, señalan que los trabajadores del juzgado no tienen que tocar en ningún momento a los detenidos que, para eso, están los agentes de la Policía Nacional, que ya llevan guantes para prevenir contagios en situaciones como la que se produjo la semana pasada en la ciudad.

Los enfermos fueron detenidos acusados por robo con fuerza en vivienda y, según pudo saber este diario, fueron puestos en libertad.

ASCENSORES ESTROPEADOS

El sindicato CSIF Justicia denuncia que los ascensores de los Juzgados de la calle Monforte no funcionan correctamente desde hace "unos meses". Se quejan de que se quedan "atascados" y de que marcan sobrepeso cuando solo van dentro cuatro personas.

La sección sindical denuncia que, ayer, los funcionarios del Juzgado de Guardia tuvieron que trasladar por las escaleras hasta el sótano los expedientes porque no funcionaba bien ninguno de los dos ascensores a los que tiene acceso, de modo, que solicitan a la Xunta que solucione este problema. Denuncian, además, que solo se ponen "parches" y que esta deficiencia en los elevadores afecta a muchas personas cada día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es