12 de octubre de 2019
12.10.2019

El Concello redujo a la sexta parte los contratos menores en periodo electoral

Adjudicó 252.044 euros en 165 facturas || El mayor gasto, la mejora de la estación de bus

11.10.2019 | 21:32

El Concello adjudicó 252.044 euros a través de contratos menores de obras o servicios en el segundo trimestre de 2019, según los datos publicados ayer en el portal municipal de transparencia. Es la sexta parte de la inversión que se realizó entre enero y marzo con este método, cuando la cifra alcanzó 1,5 millones de euros en 808 facturas. En los últimos tres meses, coincidiendo con el periodo electoral de las municipales y el cambio de gobierno, se firmaron solo 165 contratos menores.

Entre abril y junio, los gastos que se registran son muy variados, desde conciertos, pasando por charlas de astronomía o programas de ocio hasta la reparación de sillas en la biblioteca Sagrada Familia. La legislación actual „entró en vigor en marzo del año pasado„ rebaja los límites máximos de estas facturas hasta los 40.000 y los 15.000 euros para obras y servicios respectivamente. Una medida que busca favorecer la competencia y la transparencia de las administraciones en su relación con empresas privadas. Estos contratos se otorgan sin que medie ningún concurso.

La inversión más cara en este segundo trimestre fue de 22.775 euros, que se destinaron a la empresa Cables y Eslingas para el suministro e instalación de sistema de protección y acceso para la estación de autobuses, en la que se hizo una pequeña reforma. No hay ninguna otra factura que supere los 20.000 euros. La siguiente es de 18.000, y corresponde al mantenimiento de sujetacolectores que se encuentran en las calles.

Por encima de los 10.000 euros también figuran las charlas informativas de un programa de compostaje para 60 viviendas de la ciudad. A partir de ahí, todo baja de los 7.000 euros, cifra aproximada que se pagó para la vigilancia del centro cívico de O Castrillón y la puesta en marcha de una iniciativa de creadores en el mercado de San Agustín.

El contrato de menor cuantía es de 15 euros, gasto que se efectuó para una comida del tribunal durante unas pruebas físicas en un proceso de selección de bomberos. El Concello pagó 25 euros por el suministro de un hinchador para las ruedas de la carretilla que se utiliza para el transporte de libros en la biblioteca del Ágora. También hay una factura por valor de 45 euros que corresponde a una comida del anterior alcalde, Xulio Ferreiro.

En el listado publicado por el Ayuntamiento en la plataforma de contratación del Estado aparecen datos curiosos como la reparación de linternas y radiadores de la Policía Local (326,70 euros), cintas de papel para las máquinas registradoras de la Casa de las Ciencias (65,34 euros), bocadillos para 25 voluntarios de Protección Civil (99 euros) o la reposición de un espejo en el vestuario de Club Deportivo Torre (124,32 euros).

Las pruebas deportivas también son objeto de estas inversiones, pues entre los contratos menores figuran servicios para el Maratón Coruña 42 o la carrera popular de Torre de Hércules y San Pedro de Visma. De las 165 facturas, 16 corresponde al programa municipal Nocturnia, que propone actividades de ocio para jóvenes como kayak o escalada.

A lo largo del año pasado, el Concello adjudicó 6,79 millones de euros en 3.701 contratos menores. Entonces la inversión del segundo trimestre fue de 1,7 millones en poco más de un millar de obras o servicios, por lo que este año, en el mismo periodo, el gasto fue de un 85% menos. La diferencia está en que el pasado mes de mayo se celebraron las elecciones municipales, y el traspaso de poderes se efectuó en junio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

esquelasfunerarias.es