12 de octubre de 2019
12.10.2019
La Opinión de A Coruña

Tierra de Hombres celebra 105 viajes hacia la vida

La organización defensora de la infancia festeja esta noche su decimoquinto aniversario y rinde homenaje a la activista keniana Asha Ismail

11.10.2019 | 21:18
Raúl Besada; Amaia Albizu; la hermana de Asha Ismail, Sulekha Ismail; Asha Ismail; y José Luis Ramos, ayer.

Desde que Tierra de Hombres llegó a Galicia en el año 2003 se han salvado más de un centenar de niños con el proyecto Viaje hacia la vida. Concretamente, las de 105 menores que han viajado desde Togo, Benín, Mauritania, Senegal, Mali, Marruecos o Guinea hasta A Coruña, Vigo y Santiago para ser intervenidos de graves patologías y poder regresar junto a sus familias con un nuevo futuro por delante.

Al frente de esta organización defensora de la infancia se encuentra Raúl Besada. Él fue quien puso "el primer ladrillo" de la delegación en Galicia, que desde entonces no ha parado de crecer y que hoy a las 20.00 horas celebra su decimoquinto aniversario en el teatro Colón.

El acto, presentado por el escritor y periodista Lino Braxe, contará con las actuaciones de la Escuela Danza Druida y del Coro Infantil y Juvenil Cantabile, y rendirá homenaje a todos aquellos que, en estos quince años, han hecho posible la labor de Tierra de Hombres en Galicia. "Durante este tiempo hemos conseguido aumentar el número de niños que vienen cada año. Al principio solo podían venir cuatro, y ahora vienen entre ocho y doce. Hemos crecido y mejorado mucho", declara Besada.

Este año la entidad hará un reconocimiento especial a la activista keniana Asha Ismail, defensora de los derechos humanos en su por lucha erradicar la mutilación genital femenina, que ella misma sufrió, y los matrimonios forzados. "Queremos dar voz a su causa en contra de esta barbaridad a la que algunos llaman cultura", afirma.

A día de hoy, la delegación gallega de Tierra de Hombres cuenta con 180 voluntarios, además del apoyo de la colaboración hospitalaria y de las familias de acogida. "Cada uno es un eslabón imprescindible. Para todos los que participamos, ver como un niño se cura nos proporciona un sentimiento inmenso", concluye Besada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es