15 de octubre de 2019
15.10.2019
La Opinión de A Coruña

El Gobierno local negocia con Marea y BNG una congelación de impuestos en 2020

El documento que el Ejecutivo ha presentado a la oposición no recoge nuevas bonificaciones fiscales, pero el PSOE las anuncia tras reunirse con el Bloque

14.10.2019 | 22:16
Puestos en la feria medieval, en la Ciudad Vieja.

CAMBIOS

  • Obsoletos La ordenanza fiscal número 1 se olvidará de términos obsoletos, como disquete o CD-ROM, según plantea el documento de trabajo del PSOE. De este texto, que fija las tarifas de la tramitación o expedición de documentos administrativos, se eliminarán estos términos que, si bien hace años se introdujeron por suponer un avance informático, ahora lo abandonan por haber caído en desuso
  • Refinería El PSOE estudia también cambiar la clasificación de las calles en las que se levanta la refinería, en la zona de Bens. Como está en un terreno fronterizo, en el que una parte pertenece a Arteixo y otra a A Coruña, Repsol paga el Impuesto de Actividades Económicas en los dos concellos, aunque el encargado de recaudarlo y de repartirlo es el coruñés, ya que cuenta con el 65% de la actividad de la petrolera. Arteixo tiene la calificación más alta a estas calles, mientras que A Coruña, las tiene actualmente como de tercera. Este cambio supondrá unos ingresos de aproximadamente 265.000 euros a las arcas municipales a partir de 2020 si se aprueba

El Gobierno local de A Coruña propone que los impuestos municipales no sufran grandes cambios el próximo año. El concejal de Hacienda, José Manuel Lage, descartó ayer introducir un recorte o una subida de impuestos de forma global, como en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o en el de actividades económicas (IAE), que pagan las empresas, según explicó tras la primera reunión con el BNG para la negociación del presupuesto de 2020.

Los ingresos en las arcas municipales se establecen en las ordenanzas fiscales, un documento que entra en vigor el 1 de enero, se haya modificado o no. Para enfrentarse al próximo ejercicio, el PSOE trabaja con un documento de negociación con Marea y BNG que recoge cambios muy leves, apenas técnicos, en el sistema recaudatorio, sin formular nuevas bonificaciones fiscales. Sin embargo, ayer Lage asumió ayer que los impuestos han de ser progresivos, de modo que se puedan introducir bonificaciones para colectivos desfavorecidos durante 2020, tal y como propuso Jorquera en la negociación de los presupuestos.

Ambos se posicionaron en contra de la "rebaja de impuestos en términos demagógicos o propagandísticos", ya que consideran que el Concello ha de mantener y ampliar la red de servicios que presta y, para ello, precisa ingresos. Lage aseguró, como tras la reunión con Marea, que existía una buena sintonía para lograr unos "presupuestos progresistas" entre las fuerzas de "centro izquierda".

Uno de los pocos cambios que prevé el Gobierno local pasa por actualizar la calificación de las calles de la refinería, en Bens, ya que el Concello de Arteixo las tiene como de primera categoría y A Coruña, como de tercera. Este cambio, según explicó ayer Lage, supondrá un aporte de unos 265.000 euros más a las arcas municipales. "Se trata de armonizar el impuesto", comentó Lage. A Coruña recauda este tributo y, después, le entrega a Arteixo el 35% que le corresponde, de modo que igualará la categoría de las calles para los dos municipios cobren siguiendo los mismos criterios.

En la propuesta del Gobierno local incluye también un apartado para regular las tasas que han de pagar los puestos que formen parte de ferias organizadas bajo licitación pública, como la feria medieval, la del libro o la de los continentes, sin especificar cantidad. Las ordenanzas fiscales marcan, por ejemplo, los precios que se han de cobrar por el alquiler de recintos municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es