17 de octubre de 2019
17.10.2019
La Opinión de A Coruña

La primera semana de campaña contra la doble fila generó 300 multas de los agentes

El Concello asegura que esa cifra es el doble de la habitual y que a ella hay que sumar las impuestas por las cámaras de tráfico, cuyo volumen aún se desconoce

16.10.2019 | 23:18
Un policía local, el día de inicio de la campaña contra la doble fila.

La campaña puesta en marcha el pasado día 7 por el Concello para luchar contra el aparcamiento en doble fila se tradujo durante su primera semana de actividad en la imposición de 300 multas por parte de los policías locales. El Gobierno local asegura que esa cifra representa más del doble de las que los agentes formulan de forma habitual y añade que a este número habrá que sumar las que se impongan gracias al uso de las cámaras instaladas en algunas calles, que todavía no están contabilizadas.

Según el Ejecutivo municipal, estos datos aún no están disponibles porque el programa informático que emplean esas cámaras los traslada con lentitud. También detalla que la cifra que proporcionen estos equipos no podrá ser contrastada con la de años anteriores debido a que se trata de la primera vez que se emplean con este fin.

A pesar de que el Gobierno local informó de que en los primeros días de actuación contra la doble fila los policías se dedicarían fundamentalmente a informar a los conductores mal estacionados, el número de multas impuestas revela que la actividad sancionadora fue importante. La alcaldesa, Inés Rey, se fijó como objetivo acabar con el estacionamiento irregular en la ciudad debido a las molestias que causan a la ciudadanía. Para ello anunció la puesta en marcha de un plan especial contra la doble fila que se desarrollaría a partir del pasado día 7 y que se llevaría a cabo con la presencia de 80 agentes municipales en las calles distribuidos en dos turnos.

La Asociación Profesional de la Policía Local manifestó que este plan causará una sobrecarga de trabajo a los agentes, debido a que el personal disponible es insuficiente para acometer la tarea planteada.

La lucha electrónica contra la doble fila, la otra fórmula empleada en esta campaña, se realiza mediante diferentes tipos de cámaras, ya que por una parte se usan las 37 que se instalaron en 2015 en las calles que fueron calificadas por el Gobierno local del PP como Vía Prioritaria Vigilada, y que nunca llegaron a emplearse. Estos equipos han sido activados ahora para perseguir el estacionamiento indebido, de forma que graban las conductas irregulares y dan aviso al policía local que debe revisar las imágenes para confirmar que se trata de un hecho sancionable.

Otras cámaras que están siendo utilizadas en el marco de esta campaña son las instaladas en las vías de mayor tráfico de la ciudad y que permiten a la Policía Local regular la circulación desde las dependencias existentes en la estación de autobuses. Los cruces de la ronda de Outeiro con las avenidas de Finisterre y Arteixo, todo el trazado de Juan Flórez, San Andrés entre Huertas y la iglesia castrense, la plaza de Pontevedra, Federico Tapia, Médico Rodríguez, la plaza de Galicia, Rosalía de Castro, Fernando Macías y Calvo Sotelo son algunas de las zonas de la ciudad vigiladas por estas cámaras.

El Concello prevé extender esta campaña a otras clases de aparcamiento irregular después de las navidades, para lo que prevé utilizar también las cámaras que vigilan las zonas peatonales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es