25 de octubre de 2019
25.10.2019
La Opinión de A Coruña

La alerta por palometa en mal estado llega a otras tres guarderías gallegas

El presidente de la Xunta señala que se está investigando dónde se rompió la cadena de frío del pescado y sancionar al responsable

24.10.2019 | 21:21

La alerta alimentaria por palometa en mal estado que se activó en tres guarderías de A Coruña y Arteixo se ha detectado en otros tres centros de Galicia. Además de en las escuelas infantiles gestionadas por la Xunta en A Sardiñeira, Eirís y Pastoriza (Arteixo), O Hío (Cangas) y A Choupana (O Morrazo), de las que informó ayer LA OPINIÓN, Boiro, Mazaricos y Muros.

La Xunta detalla que los casos registrados en las ocho guarderías fueron similares, con síntomas "leves". A los pequeños les aparecieron manchas rojas por el cuerpo que desaparecieron en menos de una hora. La razón, la comida, pues los niños habían comido pescado en mal estado. La causa fue que se rompió la cadena de frío de la palometa.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, indicó ayer que se está investigando "dónde estuvo el problema", si en la empresa que suministra el pescado o en la que, una vez comprado, se encarga del catering. Las tres guarderías de A Coruña y la de Cangas comparten la misma empresa que se encarga de la gestión del menú. Según la Consellería de Política Social, cambió de proveedor de pescado hace un mes.

Feijóo detalló que la reacción alérgica fue "leve" en el caso de los menores de tres años afectados, pero añadió que, si bien no es "una cuestión preocupante" desde el punto de vista de la salud pública, resulta "inadmisible". La Administración autonómica procederá a actuar, y sancionar en caso de que sea necesario, en cuanto tenga "toda la información" de lo ocurrido. "Las analíticas han revelado que la palometa tenía niveles más altos de los debidos de histamina. Veremos si viene de origen en el momento de la compra o en el momento de catering. En base a eso, actuaremos con la sanción que corresponda", aseguró Feijóo, antes de concluir que, en todo caso, el menú fue modificado "de forma inmediata".

En cuanto los niños padecieron los primeros síntomas, el profesorado cambió la comida del segundo turno, sustituyendo el pescado por pasta. Algunos pequeños fueron atendidos por sus pediatras para frenar la irritación cutánea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es