26 de octubre de 2019
26.10.2019
La Opinión de A Coruña
Sucesos

El 092 localiza a una niña de seis años sola, en pijama por Monte Alto

Se escapó de casa mientras la cuidaba su tío junto a sus otros dos hermanos menores

26.10.2019 | 21:33

La Policía Local localizó esta mañana, pasadas las 10.00 horas, por Monte Alto a una niña de seis años que deambulaba sola por la calle en pijama. Fue una mujer la que dio la voz de alarma, ya que, al verla, intentó comunicarse con ella o, cuando menos, retenerla, pero no había podido hacerlo. La pequeña, según la mujer, no comprendía sus palabras. Los agentes se desplazaron a la zona y solicitaron, según explican en su informe, el auxilio de una ambulancia. ya que la pequeña presentaba signos externos de estar pasando frío.

Mientras esperaban la llegada de la ambulancia, en un cacheo superficial, los agentes le localizaron a la niña un móvil con aplicaciones infantiles en un bolsillo. Una de ellas hacía referencia a un correo electrónico y, a través de esta dirección, consultando las bases de datos de la sala del 092, pudieron identificar a una persona y localizar su domicilio.

Otra dotación policial se trasladó a esta casa, pudiendo constatar que en la vivienda faltaba una niña con las características señaladas. Según fuentes municipales, la pequeña "debió abandonar la casa en un momento en que el familiar que la cuidada junto a otros dos hermanos menores estaban durmiendo, consiguiendo abrir la puerta y salir al exterior".

Los agentes, entonces, trasladaron en el vehículo policial a los tres familiares hasta el lugar en la que se encontraba la menor, reconociéndolos y a partir de ese momento se mostró más calmada, según fuentes municipales. En este momento, la pequeña dejó de ser atendida por los servicios sanitarios, ya que no tenía ninguna dolencia no lesión.

Los agentes pudieron constatar que la niña había quedado junto con otros dos hermanos menores al cuidado de un tío de ella que se quedó dormido. Fue entonces cuando la niña consiguió abrir la puerta y salir, sin que su cuidador, que fue despertado por los agentes al acudir a su domicilio, se percatase.

La niña, de seis años, vive con su madre que, en ese momento, se encontraba en su puesto de trabajo. Los agentes, al no detectar  anomalías en el cuidado y atención de la menor, la pequeña quedó de nuevo bajo el cuidado de su tío en el domicilio familiar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es