26 de octubre de 2019
26.10.2019
La Opinión de A Coruña

Concello y polígonos reclaman la cuarta ronda, que rechazan Xunta y Arteixo

La alcaldesa la ve "clave para el desarrollo económico" de la ciudad y la comarca

25.10.2019 | 22:33
La alcaldesa, Inés Rey, acompañada de representantes de los polígonos industriales y la federación vecinal.

Solo tres días después de que la Xunta se sumase al Concello de Arteixo en su rechazo a la construcción de la cuarta ronda, la vía que unirá la autovía del puerto exterior con la tercera ronda, la alcaldesa, Inés Rey, salió ayer en defensa de este proyecto respaldada por los responsables de los polígonos empresariales de A Grela, Pocomaco y Vío, y por la Federación de Asociaciones de Vecinos de A Coruña y el Área Metropolitana. "No renunciaremos a esta infraestructura", manifestó Rey, quien anunció que el grupo municipal socialista presentará en el próximo pleno una declaración institucional en la que solicitará el apoyo de todos los grupos políticos a la cuarta ronda. Según Rey, esta vía es "clave para el desarrollo económico de la ciudad y del área metropolitana", al tiempo que recordó que el proyecto, que comenzó a gestarse en el año 2014, cuenta ya con estudio informativo e informe de declaración ambiental.

Ese estudio informativo es el argumento que sirve al alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, para oponerse a la construcción de la cuarta ronda con un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional. El PSOE de Arteixo, a diferencia del de A Coruña, apoya esta reclamación, secundada por "unanimidad" por todos los grupos políticos en este Concello. El regidor arteixán aportó un análisis técnico encargado por el Concello que revela que es mucho más barato levantar el peaje de la autopista AG-55 que construir la nueva carretera, ya que la primera opción tendría un coste de 19 millones y la segunda de al menos 32. El estudio añade que el enlace de la tercera y la cuarta ronda en Pocomaco tendría un impacto visual muy relevante debido a la solución propuesta.

Después de cinco años de lucha en solitario, Calvelo acaba de recibir esta semana el respaldo de la Xunta, que planteó a Fomento la firma de un convenio para que asuma la titularidad de la autopista a cambio de la indemnización a la concesionaria.

La respuesta inicial a la propuesta llegó de la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López Rioboo, quien expresó su rechazo, aunque el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, manifestó el jueves que la iniciativa será estudiada si es "seria, bien documentada, analizada y equilibrada", aunque también tildó de "sorprendente" la nueva postura de la Xunta , de la que destacó que supone "un cambio total y absoluto de lo que ha mantenido a lo largo de estos años".

Inés Rey desveló ayer los datos de un informe elaborado por los colectivos empresariales de los polígonos según el cual la cuarta ronda no solo será "vital" para el puerto exterior, sino para zonas saturadas como A Grela y Pocomaco, así como para comunicar Vío, un polígono empresarial aún vacío impulsado por los empresarios José Collazo y Manuel Jove. La Xunta, sin embargo, asegura que el proyecto aprobado por el Ministerio de Fomento no cuenta con accesos para ese parque. La alcaldesa cifró el coste de la nueva vía en 27 millones y aseguró que será un "motor de atracción de empresas".

Según detalló, el nuevo vial, con una longitud de 2,9 kilómetros entre Meicende y Pocomaco, canalizaría el tráfico de camiones desde Langosteira a la A-6 a través de la tercera ronda y conseguiría "mejorar la movilidad, seguridad y tiempos de recorrido". Rey consideró "incontestables" los vaticinios incluidos por los empresarios de los polígonos en su informe, que atribuyen a la construcción de la cuarta ronda la creación de 372 nuevas empresas en Vío y 425 en As Rañas, con 5.298 empleos estimados en el primero y 5.867 en el segundo.

El primero de esos polígonos se encuentra vacío desde que concluyó su construcción en 2011, mientras que el segundo está sin desarrollar tras haber declarado el Concello la caducidad de la tramitación iniciada. Según el documento citado por la alcaldesa, el crecimiento económico generado por la apertura del nuevo vial generaría un aumento de la población en la ciudad de 7.693 personas y de 3.382 en el área metropolitana, mientras que el Concello obtendría una recaudación de 93 millones gracias a las licencias de obras y de actividades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es