28 de noviembre de 2019
28.11.2019

El Concello exige con recargo las cuotas de urbanización a los afectados del ofimático

El cobro fue paralizado por Marea Atlántica hasta junio de este año || El Gobierno municipal plantea dividir los pagos o permitir que se abonen con terreno edificable

27.11.2019 | 22:53

La asociación Elviña Non Se Vende, que agrupa a vecinos afectados por el desarrollo del parque ofimático, denuncia que el Concello les exige el pago de los gastos de urbanización, que habían sido paralizados desde 2015, con intereses de "alrededor del 20%", según Pilar Santiago, miembro del grupo.

Las afectados son propietarios de San Vicente de Elviña que se vieron incluidos contra su voluntad en el plan urbanístico del ofimático y no renunciaron a sus propiedades. A cambio, tuvieron que hacerse cargo de los gastos de urbanización de las parcelas que les corresponderían en el futuro parque. En algunos casos, como el de la propia Pilar Santiago, la indemnización por la expropiación bastó para hacer frente a estos. Pero según Álvaro Corral, otro de los miembros de la asociación que fue desalojado de su casa hace cinco años, "casi todos" quedaron a deber.

En su caso, la deuda neta ascendió a unos 46.000 euros, y pagó algo más de la mitad en las tres primeras cuotas. Otros vecinos todavía las deben, como es el caso de dos de ellos, "gente pensionista, de ochenta años" a los que les correspondieron "casi 400.000 euros" por gastos.

Marea Atlántica paralizó el cobro tras su victoria electoral en 2015, pero giró finalmente las cuotas el 5 de junio de este año. Los vecinos han recibido cartas que les exigen hacer frente a sus deudas "por vía de apremio", señala Corral. Los recargos por atraso aumentan significativamente el monto. En su caso, afirma que tendría que pagar de base unos 27.000 euros, pero que con los intereses, la deuda sube hasta unos 40.000. Según recalca Pilar Santiago, las cuotas resultan "inasumibles" para los vecinos.

ESTUDIO "CASO POR CASO"

El Gobierno local señala que las cuotas deben pagarse por imperativo legal, y que los propietarios se verán beneficiados por las propiedades que les irán correspondiendo a medida que se edifiquen los proyectos. La situación es diferente en el caso de los vecinos de San Vicente de Elviña, puesto que estos piden que se separen sus terrenos del proyecto conjunto del ofimático.

El concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, les anunció en una reunión el pasado mes de septiembre que estas parcelas no se desafectarían del plan general, pero garantizó que en estos cuatro años no se realizarán obras en ellas.

De acuerdo con fuentes municipales, la "gran mayoría" de los propietarios del ofimático ya ha pagado las cuotas de urbanización, excepto "un grupo reducido" entre los que estarían los vecinos de San Vicente de Elviña y cuya situación se está evaluando "caso por caso".

Así, se contempla la fragmentación de cuotas, la atención a casos de "exclusión social", e incluso cambiar pagos en metálico por metros de terreno edificable en caso de que sea legalmente posible. Los afectados señalan que se les ha convocado a una reunión con el Ayuntamiento el lunes que viene.

Elviña Non Se Vende conmemoró ayer el el quinto aniversario del desalojo de la casa de Isabel López y Álvaro Corral con una concentración en la parcela del edificio, derribado para la construcción del parque ofimático, pero que permanece sin uso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



 

esquelasfunerarias.es