02 de diciembre de 2019
02.12.2019

El Concello deberá indemnizar con 1.885 euros a una mujer por una caída

El Consultivo reconoce la compensación a la peatona, que metió la pierna en una arqueta sin tapar en una zona poco iluminada

01.12.2019 | 20:50

El Consello Consultivo de Galicia obliga al Concello a indemnizar con 1.885 euros a una mujer que se cayó en el paseo marítimo al introducir su pierna en una arqueta de registro que se encontraba sin tapa en un tramo que conecta con las instalaciones del Club del Mar de San Amaro.

Los hechos ocurrieron en enero de 2018 y, al sufrir heridas en la rodilla izquierda, la mujer presentó una reclamación de responsabilidad patrimonial ante el Concello. Este desestimó la propuesta pero, al ser una indemnización mayor de 15.000 euros, el expediente ha pasado al Consello Consultivo, que sí aprueba el pago a la mujer accidentada, aunque solo el 20% de lo que solicitaba.

La víctima, que exigía una indemnización de 17.616 euros, detalló en su informe que, en el lugar del accidente, faltaba "la tapa en un registro, había una lámpara fundida y no existía una cinta de seguridad" que limitase la zona. El informe de la Policía Local asegura que se habían colocado cintas policiales "el día anterior para impedir el paso de los peatones", pero se encontraban "cortadas", por lo que fueron "recolocadas". Los agentes reconocen que "el foco que alumbra este punto estaba fundido", por lo que la iluminación en la zona era "insuficiente".

El Consultivo asume que el daño físico existe "por los informes clínicos", que detallan las heridas en la pierna izquierda de la mujer, pero esto no determina que se le impute al Concello una responsabilidad patrimonial. Además, el accidente se produjo tras un día de temporal, y el Ayuntamiento había tomado "medidas" para prevenir riesgos con la colocación de cintas, aunque estas desaparecieron. El temporal también pudo provocar el apagón del foco, pues Infraestructuras no tenía constancia de esta incidencia. El Consultivo entiende que este espacio, al estar próximo al mar, "requiere una mayor vigilancia de su estado y condiciones", por lo que culpa al Concello de la falta de iluminación.

Sin embargo, el organismo señala que la mujer ha de asumir parte de responsabilidad por la caída. La reclamante reconoció que "iba andando deprisa para llegar a la piscina". El Consultivo considera que "la marcha de los peatones debe ajustarse a las condiciones de la vía", por lo que la víctima "debió de cuidar su paso" no solo porque estaba oscuro sino también porque se había emitido "un aviso de alerta naranja para ese día".

Así, el Consultivo considera "mucho más relevante" la actuación "poco prudente" de la mujer que las deficiencias de la vía pública, por lo que limita la indemnización al 20% de la solicitada. La cifra sobre la que hace el cálculo es de 9.428 euros, pues el órgano consultivo elimina de la petición de la reclamante las secuelas alegadas „dolor de cuello y molestias crónicas en la rodilla izquierda„ por 2.688 euros y otros 5.500 euros por daños morales, "que no procede su valoración". La solicitud quedaba así en 9.428 euros, pero finalmente recibirá una indemnización de 1.885 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook



 

esquelasfunerarias.es