05 de diciembre de 2019
05.12.2019
La Opinión de A Coruña

Los patinetes eléctricos podrán circular sin seguro y a una velocidad máxima de 25km/h

El Concello llevará a la Mesa de la Movilidad un borrador de ordenanza para regular el uso de estos vehículos en la ciudad || Las multas, de mil euros por ir drogado a cien por llevar a alguien

04.12.2019 | 22:36
Un hombre circula por la Marina en un patinete eléctrico.

Patinetes eléctricos

  • ¿Qué son? Los patinetes eléctricos son vehículos de movilidad personal de una o más ruedas dotados de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionales una velocidad de entre 6 kilómetros por hora y 25 km/h
  • ¿Qué no son? Vehículos de competición, los que no superan los 6 km/h, que se consideran juguetes, ni vehículos para personas con movilidad reducida
  • ¿Hay que tener carné? Para conducir un patinete eléctrico no es necesario tener carné, de hecho, los menores de edad pueden llevarlos. Tampoco se le exige a los conductores que cuenten con un permiso de circulación ni con seguro, que es obligatorio para otro tipo de vehículos
  • ¿Me pueden multar? Sí, a pesar de que no hay regulación específica para los patinetes eléctricos, hay puntos del Reglamento general de Circulación aplicables a estos vehículos
  • Alcohol y drogas. Las multas ascienden a mil euros por ir drogado y van desde los 500 a los mil por superar la tasa de alcoholemia. Si el conductor da positivo, el vehículo será inmovilizado
  • Móvil y auriculares. Está penado con 200 euros el uso de teléfonos móviles y otros sistemas de comunicación, así como los auriculares reproductores de sonido
  • Pasajeros. Los patinetes solo pueden llevar a una persona, llevar a un ‘paquete’ se sanciona con cien euros
  • Casco. Tráfico no regula el uso del casco sino que lo deja en manos del Concello y de las ordenanzas municipales. También es materia municipal la circulación por aceras y zonas peatonales
  • Prendas reflectantes. Los conductores han de vestir prendas reflectantes o contar con un sistema de alumbrado para ser vistos, en caso de no hacerlo, la multa ascenderá a 200 euros

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado una instrucción transitoria sobre los patinetes eléctricos, que regirá hasta que apruebe la normativa específica sobre estos vehículos, que está todavía en debate en la Unión Europea. En este texto, los define como vehículos de movilidad personal con una o más ruedas, de una sola plaza y que están propulsados exclusivamente por motores eléctricos y que, por diseño, alcanzan velocidades entre los 6 kilómetros por hora y los 25.

En estas directrices incluye también que a los conductores de estos vehículos no se les exige un permiso para circular ni para conducir, ni seguro obligatorio. De este modo, si los conductores con carné incumplen la normativa vigente no perderán puntos por ello.

Esta disposición transitoria no implica que, a partir de hoy, la Policía Local tenga regulación nueva para multar a los conductores de patinetes eléctricos, ya que la normativa no ha cambiado, según explicaron ayer fuentes policiales, aunque en la instrucción se especifican algunos de los comportamientos sancionables y que son objeto de denuncia. Por ejemplo, se sanciona con 500 euros a los que superen los 25 km/h.

Los conductores de los patinetes eléctricos tienen la obligación de someterse a las pruebas de alcohol y drogas, y pueden ser multados con 500 o mil euros en función de la tasa y con mil euros en caso de que haya presencia de sustancias estupefacientes en su organismo, igual que si llevasen cualquier otro vehículo.

El uso del teléfono móvil se sanciona con 200 euros; el de los auriculares conectados a reproductores de sonido, también conlleva una multa de 200 euros, al igual que circular sin iluminación, prendas o elementos reflectantes por la noche. Con cien euros está penado el transporte de otra persona en el vehículo.

En la mano de las ordenanzas municipales deja esta disposición transitoria las excepciones para circular por aceras y zonas peatonales y también las prohibiciones relativas a las paradas y estacionamientos de estos vehículos, ya que la Dirección General de Tráfico aboga por que la acera sea del peatón, pero la competencia es municipal.

La ordenanza municipal también será la encargada de regular el uso del casco y de otros elementos de protección. En el caso de que la ordenanza regule "el uso obligatorio de casco, el agente sancionará con 200 euros y procederá a la inmovilización del vehículo" de acuerdo con la Ley de Seguridad Vial, según explica la Dirección General de Tráfico en su disposición transitoria.

En el caso de que los sancionados sean menores, serán sus progenitores, sus tutores, acogedores y guardadores legales o de hecho los que se harán cargo de la infracción cometida por el menor.

El Concello trabaja en un borrador de regulación provisional sobre estos vehículos que prevé llevar a la Mesa de la Movilidad en cuanto se convoque, previsiblemente, a principios del mes de enero. Este documento irá en la misma línea de la reciente disposición de la Dirección General de Tráfico. Este organismo se encargará también de modificar la normativa vigente y de actualizarla a esta nueva manera de movilidad.

La disposición transitoria utiliza la normativa que está ahora en vigor y especifica cuáles son los artículos que se aplican a los conductores de los patinetes eléctricos. "Era una petición que nos han realizado policías de tráfico, ante las situaciones que se están presentando en muchas ciudades y que inciden negativamente en la seguridad vial, en especial cuando afecta a los colectivos vulnerables", comentó ayer Javier Villalba, subdirector de Normativa de la DGT, según recoge un comunicado del Ministerio del Interior.

La DGT diferencia entre los patinetes eléctricos, que son vehículos de movilidad personal, y los vehículos de competición, los que utilizan las personas con movilidad reducida y los artilugios que no sobrepasan la velocidad de 6 kilómetros por hora, que se consideran juguetes.

Los patinetes con asiento y los ciclomotores de dos ruedas no son patinetes eléctricos, de modo que, para conducirlos, es necesario tener permiso de circulación, carné, seguro obligatorio y también el uso del casco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es