07 de enero de 2020
07.01.2020

El crédito para obras sube por primera vez desde 2015 pero sigue en mínimos históricos

El préstamo que se prevé solicitar asciende a 6,95 millones, casi la mitad que en 2009 || Servirá para costear la cuarta parte de la inversión de 2020, como proyectos de presupuestos participativos

07.01.2020 | 00:08
El crédito para obras sube por primera vez desde 2015 pero sigue en mínimos históricos

El Concello prevé solicitar a los bancos 6,95 millones de euros durante este año para financiar obras. Es la primera vez que esta cifra sube desde 2015, aunque se mantiene en mínimos históricos, ya que supone casi la mitad de lo que el Concello pedía para realizar obras en 2009 (13,34 millones de euros). Con cargo a este crédito se financian la cuarta parte de las obras previstas para el ejercicio, entre ellas, algunas de las recogidas en los presupuestos participativos, como la instalación de estaciones de Bicicoruña o la apertura de un aula de estudio municipal. El proyecto de más calado con cargo a esta operación contable es la construcción de un edificio de viviendas sociales en Pontejos, con medio millón de euros

El presupuesto municipal que el Gobierno local ha pactado con Marea Atlántica y con el BNG incluye la previsión de pedir un crédito de 6,95 millones de euros para financiar actuaciones durante este ejercicio. Es la primera vez que esta cifra sube desde 2015, en el último presupuesto del PP, cuando este crédito fue de 12,37 millones de euros. A pesar del ascenso respecto al mandato anterior, con Marea Atlántica en la Alcaldía, cuya última cifra fue de 6,5 millones de euros, la previsión se mantiene en mínimos históricos, ya que representa casi la mitad de lo que se solicitaba en los años de la crisis y previos a ella. En 2009, por ejemplo, el crédito pedido a los bancos ascendió a 13,34 millones de euros.

Esta maniobra contable que se incluye en el presupuesto municipal del Ayuntamiento de A Coruña posibilitará financiar la cuarta parte de las inversiones previstas en obras, de modo que, en la lista de actuaciones proyectadas, hay algunas, como las que tienen que ver con los presupuestos participativos, que se costearán con cargo a esta operación bancaria. En el borrador del presupuesto consta, por ejemplo, que se creará una estación de Bicicoruña y otra en el parque de Santa Margarita, cada una con un coste de 65.340 euros, solicitadas y votadas por los vecinos, así como la creación de un aula de estudio municipal, que tiene un presupuesto de 103.097 euros.

La obra más grande que se financiará con cargo a dicho préstamo bancario durante este ejercicio será la construcción de un inmueble en el solar municipal de Pontejos para destinarlo a vivienda social. En total, la obra ascenderá a más de un millón de euros, de los que 502.818 euros procederán del crédito bancario. Hay también una inversión prevista de 471.567 euros para obras en la compuerta del colector de Riazor, relacionadas con la depuradora de Bens, a la que se une los 350.000 euros de la modernización y mejora en la red de saneamiento -el total de esta partida es de 7,8 millones de euros, que se ejecutará durante este año, el siguiente y 2022-.

Para mejoras de la accesibilidad en las vías públicas se destinarán 327.000 euros y para la humanización del entorno de la plaza de Lugo, 200.000, un poco menos de lo proyectado para dotar servicios mínimos a las zonas rurales de la ciudad (250.000 euros). Hay partidas más pequeñas, como la de 15.000 euros, que se destinará a equipar el local vecinal de Nostián, dotándolo de mobiliario infantil, juegos y tablets o la de 6.200 euros -de un proyecto que asciende a un total de 480.000 euros- para la mejora de las condiciones de los locales en desuso para la puesta en marcha de actividades sociales.

Con cargo a esta operación bancaria también se desarrollarán otras obras, como la reforma del centro de planificación familiar, que tiene una partida de 398.971 euros, que se nutrirá con 150.000 euros que procederán del préstamo que se pedirá a los bancos durante este año, o la reforma del rocódromo municipal de Riazor (130.000 euros) o la rehabilitación de la cubierta de la piscina.

Tras la entrada en María Pita de Marea Atlántica, la solicitud de préstamos a los bancos se redujo, ya que el Gobierno local reorganizó la deuda del Concello, reduciendo, de este modo, los intereses a pagar a las entidades bancarias. Por otro lado, estos años, por el incumplimiento del límite máximo del pago a proveedores, que se establece en 30 días, el Concello tuvo que destinar su superávit a pagar las deudas con los bancos y eso hizo que su endeudamiento disminuyese. Así lo explica también el interventor en su informe sobre el presupuesto. La refinanciación y la amortización extraordinaria realizada "por imperativo legal" implica "una reducción de las cuotas de amortización y, para el presupuesto de 2020, una mayor capacidad de financiación con cargo a fondos propios sin necesidad de acudir a un mayor endeudamiento para mantener el equilibrio presupuestario".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es