09 de enero de 2020
09.01.2020

El mundo oculto de Xulia Pisón

La ilustradora coruñesa prepara la segunda parte del cómic de divulgación científica sobre microalgas, que editó el año pasado en colaboración con la Universidad

08.01.2020 | 21:33

La ilustradora coruñesa Xulia Pisón trabaja en la segunda parte de 'Microalgas, o mundo oculto', el cómic científico de aventuras que la artista publicó el año pasado como colaboración con la Universidade da Coruña en el proyecto europeo de investigación 'Enhance Microalgae'. El álbum explica las características de las microalgas transformando los pequeños organismos en personajes animados, que están dotados, a modo de superpoderes, de las mismas cualidades que presentan las algas en la vida real, de forma que ahondar en el tema se vuelve más estimulante

Todo un cosmos en miniatura vive en los océanos sin que se le preste, a veces, la suficiente atención. Si estos organismos son, además, microscópicos, resulta aún más complicado que el público general se interese por sus misterios. Es el caso de las microalgas, esos pequeños seres que habitan ríos, mares y lagos y que nos son más de ayuda de lo que podamos suponer. La ilustradora Xulia Pisón no tardó en decidirse cuando el investigador José Vilariño, de la Universidade da Coruña, le pidió que pusiera a esta pequeña especie en el mapa, con el amparo del proyecto europeo Enhance Microalgae.

Detrás de Microalgas, o mundo oculto hay, como reconoce la propia autora, un proceso de documentación previo que le permitió situarse a si misma en un ámbito tan específico. "Yo antes de dedicarme al cómic hice enfermería, por lo que tenía algo de formación en ciencias y me costó un poco menos, pero tuve que investigar bastante para poder ser fiel a la realidad", explica la autora del álbum.

Xulia Pisón solventa el reto de transformar la idiosincrasia de estos minúsculos organismos en una aventura estimulante mediante la personificación de las cuatro familias de microalgas, Espirulina, Nannochloropsis, Scenedesmus y Diatomeas en simpáticos personajillos con forma casi humana y que comparten un propósito, el de la lucha contra el cambio climático.

Para ello, la ilustradora tomó la decisión creativa de dotar a sus protagonistas de "poderes" similares a las cualidades reales que presentan sus homólogos marinos, con el fin de explicar de forma amena y visual las características de estos seres a un público mayormente juvenil. "Para cada personaje, me fijé en las capacidades de cada alga. Por ejemplo, el personaje cuya microalga tiene mucho hierro está dotado con superfuerza", señala la ilustradora.

Sus dibujos traen reminiscencias de otro imprescindible animado de la divulgación científica, Érase una vez la vida, que la autora tomó como referencia para crear su propio universo. "Es un tema parecido, me gusta la forma en la que le dieron vida a los elementos del cuerpo humano, como los glóbulos, para acercar el tema a ese público concreto", explica.

Dado el éxito que la primera parte del álbum cosechó en colegios e institutos, la artista trabaja ya en la segunda entrega del proyecto, que verá la luz a principios de este año y que pondrá el foco sobre un tema tan preocupante como es la contaminación en los océanos a la que viven expuestos estos microorganismos.


La autora reivindica el potencial divulgador del formato cómic para temas que podrían resultar más difíciles de comprender para el público general. En la obra existe un equilibrio notable entre la calidad artística de la obra y su vertiente expositiva, algo de lo que, en ocasiones, cojean las publicaciones del estilo. En el caso de Microalgas, o mundo oculto, las páginas con contenido más expositivo se intercalan entre los capítulos y no dificultan el ritmo de la aventura "Me gusta la idea de unir ciencia con cómic. Es más fácil observar el comportamiento de las microalgas a través de una aventura. Tuve bastante libertad en la narración, no se pierde la parte entretenida", revela.

El trazo de Pisón es bien conocido entre los más observadores de la cartelería que llena, estacionalmente, las calles de la ciudad. Suya es una campaña municipal promovida por el área de Medio Ambiente la pasada legislatura, que alentaba a los dueños de animales a cuidar la limpieza de los parques por los que pasean a sus mascotas. También dibujó para pasadas convocatorias del día das Letras Galegas, las Fiestas de María Pita y la Romería de Santa Margarita.

El compromiso social está siempre presente, de uno u otro modo, en las ilustraciones que crea para las campañas en las que participa. "El trabajo de uno refleja su ideología y sus valores. El compromiso medioambiental y social está presente en mi día a día, por lo que también está en mi trabajo. El tema de la contaminación expone una realidad que van a vivir los que estén en este mundo en unos años. Es un mensaje que hay que mandar", apunta Xulia Pisón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


esquelasfunerarias.es