18 de enero de 2020
18.01.2020
de la web a la calle

"Quería que fuese algo más que una tienda, ahora además de vender, damos un servicio personalizado"

17.01.2020 | 22:04
Mara Esmorís, propietaria de Lily&Co.

La cosmética orgánica es su sello y la atención personalizada el principal valor diferencial de su negocio. Asumir el reto de sacar sus productos de la web en la que habían empezado a darse a conocer brindó a la propietaria de Lily&White, Mara Esmorís, la posibilidad de diversificar su negocio. "Quería que el local fuese algo más que una tienda. Ahora, además de vender los productos, ofrecemos servicios personalizados como consultas sobre cosmética o talleres", explica ella.

Tras dos años en la web, la tienda física abrió sus puertas en el 162 de la calle Orzán hace casi cinco años. Como toda iniciativa emprendedora, el cambio de modelo no estuvo exento de sacrificios, pero la firma se llevó al nuevo establecimiento la cartera de clientes fidelizada en sus años online. "Nos va bastante bien, no hay queja. No empezamos de cero, nos conocían de redes sociales, pero es más duro que estar solo en la web, sí", reconoce la propietaria.

El modelo de cosmética sostenible que ha escogido como base del negocio, y que ha querido mantener aún cambiando el registro es un aliciente para su clientela. "Al abrir, amplié la oferta, ahora hay tratamientos de cabina. cursos personalizados de automaquillaje, todo con las marcas naturales con las que trabajamos. Empecé yo sola y ahora somos tres", señala Mara Esmorís.

Además del aumento del personal, su apertura en el callejero permitió la puesta en marcha de otro de sus servicios más singulares, el de poder ofrecer, de forma individualizada, un diagnóstico facial a sus clientes como paso previo a la elección de productos o tratamientos. "Es una forma de saber qué tipo de piel tiene cada persona. Es totalmente objetivo porque lo hace un equipo de profesionales, no es una opinión. Ayuda a asesorarles", expone la dueña.

Para Mara Esmorís, la apertura de un espacio físico para Lily&White supone, además de la oportunidad de diversificar su oferta e incluir nuevos servicios, la creación de un lugar de intercambio con su clientela. "Quería que esto fuera un espacio de confianza, dinámico, y donde la gente pueda encontrar su rincón y sentirse a gusto", resume.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es