24 de enero de 2020
24.01.2020
El reconocimiento a un maestro de arquitectos

Gallego Jorreto: una mirada colectiva

Diferentes profesionales del sector aportan su visión sobre las obras más reseñables del arquitecto, que recibe hoy su segundo Premio Nacional de Arquitectura

23.01.2020 | 22:19
Gallego Jorreto: una mirada colectiva

Quien por obra o trayectoria recibe el Premio Nacional de Arquitectura merece reconocerse como un buen arquitecto. Si el mismo profesional obtiene por segunda vez el mismo galardón, veinte años después, a modo de reiterada legitimación, podría considerarse un arquitecto excepcional. Es el caso del carballinés Manuel Gallego Jorreto, adoptado por A Coruña, ciudad en la que su impronta está presente a través de múltiples manifestaciones. Recibe hoy su segundo reconocimiento de manos del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en un acto que se celebrará a las 19.00 horas en una localización nada casual: el auditorio del Museo de Belas Artes, una de sus más celebradas estructuras y, precisamente, la que le hizo merecedor del primero.

El legado del maestro trasciende el callejero y está impreso además en las generaciones de arquitectos, gallegos o no, que siguieron sus pasos en una profesión tan estimulante como a veces desagradecida. Muchos de ellos, alumnos suyos en las aulas de la Escuela de Arquitectura de A Coruña (Etsac). Pocos son por los que sus enseñanzas docentes pasaron sin pena ni gloria; la mayoría los que conservan vivo el aprendizaje de aquellas horas. "Fue de los primeros en hablarnos a los estudiantes de ecología humana, del diálogo de las personas con su entorno", rememora alguien que fue, hace muchos años, alumno suyo.

Es este equilibrio entre lo natural y lo construido uno de los sellos distintivos del arquitecto, y uno de los valores primordiales de su obra que la mayoría de colegas coincide en destacar. También el homenaje a su tierra que encierra la elección de los materiales que conforman sus estructuras, su profundo respeto por la cultura de la arquitectura popular y anónima precedente y, sobre todo, la humildad y la honestidad que impregnan cada uno de sus proyectos.

Todos son, hayan o no compartido espacio en los pasillos de la Etsac de Elviña con Gallego Jorreto, pupilos, a su manera, del gran arquitecto. Lo seguirán siendo las añadas venideras de la Etsac, en la medida en la que prospere la pretensión que el propio maestro esgrimió hace pocos días, cuando le fue dedicado íntegro el quinto número de la revista Archives y aprovechó para apelar al cuidado de las vocaciones: "Espero que esto sirva para que pensemos en la arquitectura, para que los que están estudiando se vuelvan más intranquilos. Hay mucho que hacer".

MERCADO DE SANTA LUCÍA

Pablo Gallego Picard
Doctor arquitecto y profesor de Urbanismo

"Un mercado hoy maltrecho que no merece el trato de algunos poderes"

Para un hijo, hablar con objetividad de la obra de un padre puede resultar una tarea complicada. Pablo Gallego escoge dos conceptos que conforman el mercado de Santa Lucía, "humildad y generosidad". Humildad que, a ojos del arquitecto, personifican sus materiales, "tan comunes como una loseta de hormigón, que trepa por las paredes desde la acera para cubrir su interior como continuación de la calle, o por esa fachada de vidrio que da aire a un barrio constreñido, sin casi luz", señala. La generosidad la aportaría, para quien lo contempla, la calidad espacial del edificio. "Un mercado hoy mal trecho que no merece el trato actual por parte de algunos poderes".

MUSEO DE BELAS ARTES

Carmen Armada
Arquitecta y profesora en USJ Cesuga

"Funciona como rótula: cose dos barrios, dos zonas, dos historias"

El museo de Belas Artes recibía, en 1997, el Premio Nacional de Arquitectura, un reconocimiento que su autor renueva hoy. "Es interesante por su posición en la ciudad, es una esquina que funciona como rótula entre el barrio tradicional de Pescadería, con el nuevo de Zalaeta", explica Carmen Armada. Para la arquitecta, el museo es un edificio que, a su modo, cose: "Cose dos zonas, dos barrios, dos historias: la del antiguo convento de las Capuchinas sobre el que se erige con su nueva funcionalidad". De la estructura destaca, sobre todo, la humildad de su concepción. "Es una arquitectura reposada, no le hace falta exhibirse, se aleja del espectáculo".



MUSEO DE ARTE SACRO DE LA COLEGIATA

Patricia Muñiz
Doctora arquitecta y docente en la Etsac

"Es la disciplina conla que ha realizado todos sus proyectos"

La arquitecta Patricia Muñiz elabora una analogía en la que el Museo deArte Sacro de la Colegiata se transforma en un cofre, más allá del tesoro que alberga, que "es en sí mismo una joya de la arquitectura, diseñada para un espacio en el que solo una intervención silenciosa, discreta y respetuosa con el entorno era posible". El Museo de Arte Sacro cumple otra de las máximas identitarias de la obra del arquitecto, la de la convivencia con el entorno en el que se erige. Para Muñiz, además, "es la condensación de la elegancia, la depuración de los detalles y la admirable disciplina con la que ha realizado todos sus proyectos".



FACULTAD DE ECONÓMICAS E EMPRESARIAIS

Plácido Lizancos
Director da Escola de Arquitectura da Coruña

"O espazo arquitectónico educa. E este faino moi ben"

O director da Etsac admira, da estrutura do campus de Elviña, "a solvencia técnica soberbia" que caracteriza a facultade, infrecuente, por desgraza, nos edificios destinados a este tipo de utilidades, "atenazados por moitas servidumes funcionalistas, polos rigores da normativa técnica e pola contención orzamentaria". Para Lizancos, o inmoble solventa estas trabas iniciais sen que isto conleve un detrimento no obxectivo primordial, dando como resultado mesmo unha fonte de inspiración para estudantes e docentes, a través "dos espazos obtidos cunha austeridade material estrema. Porque o espazo arquitectónico educa. E este faino moi ben".

VIVIENDA EN O PINAR

Pedro de Llano
Arquitecto y catedrático retirado

"En ella están todos sus planteamientos sobre la racionalidad de la arquitectura"

Pedro de Llano, experto en arquitectura popular, barre para casa en su apreciación de laCasa deOPinar, domicilio del propioGallego Jorreto. "En ella están todossus planteamientos sobre la racionalidad de la arquitectura, y, sobre todo, lo que podemos aprender los arquitectos contemporáneos de la arquitectura anónima", desgrana. Los materiales, la concepción de los espacios intermedios entre el interior y el exterior o la adecuación al medio son elementos que beben de esa arquitectura previa, no siempre apreciada debidamente. "Es un lenguaje sencillo, una arquitectura que con el paso de los años no deja de tener la importancia que tuvo en un primer momento".


VIVIENDA EN CORRUBEDO

Mónica Mesejo
Investigadora y profesora en la Etsac

"Comprometida con el sitio, amada por el lugar que la acepta e integra"

Para la arquitecta Mónica Mesejo, la sensibilidad de Gallego Jorreto para con el lugar en el que se asienta la vivienda en Corrubedo es el valor clave de la estructura. "Comprometida con el sitio, amada por el lugar que la acepta y la integra", define. El sentimiento de hogar esla otra gran piedra angularsobre la que se erige el edificio, en el que la comunión con la naturaleza no está reñida con la intimidad de quien lo habita. "Crea perfectos binomios: hogar y recreo, privacidad y naturaleza virgen, protección y contemplación, resguardo y libertad", proponeMesejo, para quien el adjetivo "honesta" se ajustamejor que ninguno a la vivienda, que es a la vez "hogar y lugar".

MUSEO DE PEREGRINACIONES

Elisa Gallego Picard
Doctora arquitecta e investigadora

"Es un ascenso mágico a la Torre de la Berenguela"

La hija del maestro, también del gremio, fía la carta del Museo de Peregrinaciones a la construcción del momento. "Si recuerdas esa experiencia o se convierte en especial, tal vez es un criterio para poner en valor y cuidar esa arquitectura", asevera. El conjunto museístico, reformado en 2007 por Gallego Jorreto, lo que brindó al arquitecto la Medalla de Oro de Arquitectura se convierte, para Elisa Gallego, en "un ascenso mágico hasta la Torre de la Berenguela, y, si llueve, hasta la lluvia". La que fuera sede del Banco de España conserva, del edificio original, su fachada primigenia, y,si tiene una pega para Elisa Gallego, esa es su actual funcionalidad. "Ojalá se usase por completo el museo,son temas que se escapan a razones". A juicio de la arquitecta, pone "una grieta de luz" en la vieja Platerías.

CASA DA CULTURA DE VALDOVIÑO
Carlos Pita
Exdelegado del Colegio de Arquitectos en A Coruña

"Lo fundamental es la creación del espacio público"

"La Casa de la Cultura de Valdoviño, la casa enVeigue, la urbanización de Maianca en Mera, tienen un significado especial, ya que durante la carrera nos escapábamos de clase para ir a verlas", recuerda el arquitecto Carlos Pita. Para él y sus compañeros, estas eran y siguen siendo las verdaderas lecciones más allá de las aulas, y si por algo siente cierta predilección por la construcción de Valdoviño es porque "en ella lo fundamental esla creación del espacio público, de un lugar, de una geografía con profundas raíces modernas". Pita no obvia, sin embargo, cierta dosis de crítica, que lejos de caer sobre el autor de la estructura, se posa sobre las actuaciones posteriores de las que el lugar fue objeto. "Desgraciadamente, ha sido modificada sin la participación del autor, un mal muy propio en este país", zanja.

COMPLEJO PRESIDENCIAL DE MONTE PÍO

Juan Prieto
Doctor arquitecto y profesor en la Etsac

"Establece un diálogo intenso con la ciudad"

La que fuera residencia oficial de Fraga o Touriño durante sus respectivos mandatos resulta, para el arquitecto Juan Prieto, "una operación a la vez medida y ambiciosa, discreta y rotunda, actual y atemporal". Adjetivos contrapuestos que,sin embargo, se complementan en la concepción de una estructura que, a través de un sistema de caminos, muros y plataformas "reordenan la colina de Monte Pío, creando un recinto acotado en medio de un parque público que se entrega a la ciudad". Prieto destaca, del complejo, su mímesis con la topografía en la que se asienta, "que establece un diálogo respetuoso e intenso con la ciudad de Santiago", cualidades inherentes a la propia concepción de la obra, que, en palabras de su ideólogo, "no quería ser representación del poder, sino de los gallegos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es