27 de enero de 2020
27.01.2020

Cuentas reprueba la descoordinación entre administraciones para impulsar la intermodal

El órgano fiscalizador cuestiona el entendimiento entre Adif, Xunta y Concello en fases del proyecto constructivo y señala "falta de diligencia" por no firmar un convenio previo al contrato

26.01.2020 | 21:25
Recreación virtual de la estación intermodal con el acceso a la estación de autobuses en primer término.

El Tribunal de Cuentas fiscaliza en un informe casi un centenar de contratos paralizados por el administrador ferroviario estatal, Adif, en el periodo 2014-2017, entre los que figura el de la estación intermodal de A Coruña. Cuentas responsabiliza de la suspensión a las tres administraciones implicadas, el Estado a través de Adif, la Xunta y el Concello, por no actuar de forma coordinada durante las fases de los proyectos básico y constructivo de la infraestructura. El tribunal reprocha que no se haya cerrado un convenio entre los gobiernos que intervienen en el desarrollo de la intermodal, acuerdo todavía pendiente y condicionado ahora por solicitudes de Adif que han cogido por sorpresa a Xunta y Ayuntamiento

La estación intermodal figura en la fiscalización de las 94 suspensiones de obras por parte del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) en el periodo 2014-2017 que documenta el Tribunal de Cuentas. El informe de este órgano estatal, de diciembre del año pasado, atribuye a la paralización del contrato inicial de elaboración de los proyectos básico y constructivo de la estación intermodal de San Cristóbal y la ejecución de las obras, formalizado en julio de 2011, la falta de coordinación que hubo entre las administraciones públicas implicadas durante los años siguientes.

Según Cuentas, no hubo sintonía entre Adif, la Xunta y el Ayuntamiento en los contratos de servicios relacionados con los proyectos básico y de construcción de la intermodal coruñesa, que requerían haber sido remitidos a las administraciones gallega y local para que efectuasen aportaciones de acuerdo a sus respectivos intereses.

Cuentas explica que en cada contrato en el que intervienen distintos gobiernos del territorio nacional es "indispensable" que entre ellos "acomoden su actuación y relaciones a los principios de cooperación, colaboración y coordinación". De esa manera, añade, cada administración asume compromisos específicos encaminados a "una acción común", debe actuar junto al resto de actores para "lograr fines comunes" y ha de "garantizar la coherencia de las actuaciones".

El contrato de la intermodal, que concebía la infraestructura como un intercambiador de transportes con espacio destinado también a oficinas, comercios y un hotel, fue modificado primero en 2013 para retirarle estos usos y después en 2015 por la aparición de nuevas necesidades en la estación. Cuentas apunta que las ampliaciones del plazo inicial „39 meses„ que se produjeron se debieron a la "necesidad de coordinarse los organismos implicados".

En enero de 2017, mayo del mismo año y noviembre de 2018 se acuerdan las tres suspensiones del contrato, entre otras razones porque no se había firmado el convenio entre el Ayuntamiento, la Xunta y Adif que debía regular las obligaciones de cada administración. Cuentas señala que "cabe poner de manifiesto la falta de diligencia que supone no haber suscrito el convenio con anterioridad a la adjudicación del contrato".

El tribunal fiscalizador recoge en el informe que ocho años después de la formalización del contrato de la intermodal aún está pendiente la aprobación definitiva del proyecto constructivo. Adif todavía no ha licitado los trabajos que le competen en la infraestructura ferroviaria, estimados en 48,5 millones de euros y 28 meses de obras, pese a que los anunció hace más de medio año el delegado del Gobierno, Javier Losada. La Xunta prevé licitar el traslado de la estación de autobuses, que presupuesta en 17,4 millones, a finales de este año. Y el Concello tramita ya dos cambios en el planeamiento urbanístico para encargarse de los accesos a la intermodal y asumir una inversión de unos 14 millones.

La armonía entre las administraciones que parecía haberse alcanzado desde el año pasado para no demorar más el desarrollo de la estación intermodal y tramitarlo a través de un convenio presenta en cambio una grieta reciente. Sin previo aviso, la Xunta y el Concello acaban de conocer unos requerimientos de Adif que nunca antes había planteado. El administrador ferroviario traslada a los gobiernos gallego y coruñés su intención de aprovechar espacios ferroviarios en el ámbito y recuperar la titularidad de terrenos que hasta ahora han tenido uso histórico municipal. La solicitud no ha sentado bien ni en Santiago ni en A Coruña, donde el edil de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, teme que se retrase el cierre del convenio.

"Incumplimientos"

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, aprovechó ayer la supervisión de la línea de autobús que conecta San Pedro de Nós con el centro de A Coruña para repasar lo que considera que son "incumplimientos y mentiras" del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana respecto a proyectos de la ciudad y la comarca. Vázquez alude a la intermodal, a la llegada del AVE a Galicia y a otras ansiadas pero estancadas iniciativas como la conexión ferroviaria al puerto exterior y la ampliación de la avenida Alfonso Molina.

En la misma línea crítica se expresa el presidente de la gestora del PP en A Coruña, Martín Fernández Prado, que acusa el Gobierno de Pedro Sánchez de "asfixiar a la ciudad por tierra, mar y aire" y recuerda que la licitación de las obras de la intermodal "se han quedado en un anuncio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es