30 de enero de 2020
30.01.2020
El nuevo proyecto sanitario

El Hospital de A Coruña duplicará su superficie en su emplazamiento actual

La Xunta se compromete a licitar este año la redacción del proyecto, sin plazos aún de ejecución, y prevé invertir 395 millones en la obra, el equipamiento y las expropiaciones

30.01.2020 | 00:07
Arriba, vista actual del hospital: abajo, recreación de nuevos equipamientos.

La Xunta descarta la fábrica de armas por no poder conectarla con Alfonso Molina || La construcción de los nuevos módulos requiere la expropiación de viviendas

La ampliación del hospital de A Coruña se hará, finalmente, en As Xubias, en los terrenos cercanos al equipamiento actual. En total, la Xunta prevé que precisará para esta ampliación del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) una inversión de 395 millones de euros, de los que 252 millones se destinarán a obras; 31 millones, a urbanización y accesibilidad y 12 a expropiaciones. Una parte de estas dos partidas tendrá que ponerla el Concello, aunque ayer, en la presentación del proyecto, ni el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ni el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, ni la alcaldesa, Inés Rey, aclararon qué corresponderá a cada una de las administraciones. Para equipamientos e instalaciones tecnológicas hay reservados 100 millones de euros.

A estas partidas se suma otra de 10 millones para acometer obras en el hospital Abente y Lago y una más de 2,35 millones para el de Oza. Con esta reforma, el centro de especialidades de O Ventorrillo perderá consultas externas, así como el Teresa Herrera (Materno), cuya actividad pasará a prestarse en el Universitario tras la reforma. Sobre el futuro de estos espacios, la Xunta no aportó ayer más información.

Para hacer realidad la ampliación del complejo hospitalario de A Coruña en As Xubias, que pasará de su parcela actual de 40.000 metros cuadrados a una de 86.000, será necesario expropiar una veintena de viviendas, así como modificar los accesos. El conselleiro de Sanidade explicó ayer que hay obras que comenzarán durante este 2020: son las mismas que forman parte ya de la tercera fase del plan director de 1998, actualizado en los últimos años, pero rebautizadas ahora como la fase inicial de la ampliación. Núñez Feijóo aseguró que en los pliegos de condiciones primarán que las empresas puedan realizar las obras por fases, de modo que se puedan estrenar los módulos a medida que se vayan acabando.



¿Por qué la Xunta eligió As Xubias en lugar de Pedralonga para la ampliación del hospital? La Xunta se basa en que es más fácil mejorar la accesibilidad en esta ubicación que en los terrenos de la fábrica de armas, ya que, según sus trabajos técnicos, no es posible unir esta parcela con Alfonso Molina y supondría saturar todavía más una vía que cuenta con una gran cantidad de tráfico actualmente. Los trabajos técnicos concluyeron que, de realizar la ampliación en Pedralonga, tendrían que crear un vial que pasase por delante del actual hospital, obligando, de este modo, a pacientes y trabajadores a hacer un recorrido mayor que si se concentra en As Xubias. Para la elección de esta ubicación pesó también el hecho de agilizar los trámites entre tres y cuatro años, al no tener que hacer tantos cambios en el plan general para autorizar el uso hospitalario en esta parcela anteriormente dedicada a la producción de armas y al sacar de la ecuación al Ministerio de Defensa. En el proyecto actual, según indicaron ayer fuentes municipales, también es necesario introducir cambios en el plan general, ya que, en algunos terrenos que pasarán a formar parte del complejo hay una veintena de viviendas, que habrá que expropiar.

¿Qué habrá en las nuevas instalaciones? Una nueva unidad de urgencias, de radiología, nuevos quirófanos, nuevas UCIs y también se integrarán en las instalaciones la unidad de agudos de psiquiatría, también el servicio de rehabilitación, que se trasladará de otros hospitales. Habrá nuevos servicios, como oncología radioterápica y medicina nuclear. La Xunta defiende que haya "equipos" y que la división en la sanidad no sea "tan horizontal" como lo es actualmente. Según los datos aportados por la Xunta, se aumentarán las camas, que pasarán de 1.346 a 1.543, también el espacio de las habitaciones individuales; los puestos de urgencias pasarán de 186 a 387 y los quirófanos aumentarán de 37 a 48, con la ampliación de las instalaciones.

¿Por dónde y cuándo empezará la ampliación del hospital? Los primeros movimientos responden todavía a la ´última fase del plan director del hospital. En los próximos dos meses „este año habrá elecciones a la Xunta„ se licitarán las obras de reforma de las antiguas Urgencias. Su objetivo es unificar las UCIs, crear hospitales de día y también una nueva planta de hospitalización. El edificio de investigación también está previsto que se ponga en marcha durante este año, en una parcela que cederá el Concello. Así como licitar el nuevo proyecto constructivo.

¿Cómo afectarán las obras a los pacientes? La Xunta prevé seguir prestando servicio durante los trabajos, de modo que se compatibilizarán las obras y la reestructuración de los servicios con el funcionamiento de los centros. Una vez rematados —para los que no se especificó la fecha, aunque el plan funcional fijaba seis años— el Materno no contará con sus atribuciones actuales y O Ventorrillo perderá consultas externas, que pasarán a ofrecerse en las instalaciones del complejo hospitalario. Feijóo había anunciado en 2019 que diría la ubicación de la ampliación antes de que acabase el año, sin embargo, no fue hasta ayer, por la mañana, en el Parlamento —a pesar de que tenía un acto programado a las 13.30 horas en el salón de actos del Chuac) con la comunidad sanitaria— cuando anunció la elección final.

¿Qué parte es responsabilidad de la Xunta y cuál del Concello? Fuentes municipales indicaron ayer que no será hasta que se vuelvan a reunir el Concello y la Xunta cuando decidan qué administración se hace cargo de qué expropiaciones, aunque el presidente de la Xunta explicó ayer que las arcas municipales tendrán que encargarse de los servicios y de la parte "muy difícil" relacionada con la ampliación de los viales y los accesos, entre ellos, la realización de un "anillo de distribución", como una ronda que rodee las instalaciones, cada una con una entrada —a hospitalización, a urgencias, a consultas externas...— y que conecte este núcleo con Eirís y la ciudad. El Concello tendrá que ampliarlas calles Inés Debén, Castiñeiro de Eirís y Lamadosa para facilitar el acceso al complejo. En la presentación, Feijóo, que agradeció la "colaboración" y el carácter constructivo del Concello, lo responsabilizó ya de la expropiación de más de 30.000 metros cuadrados, una parte de los que serán necesarios para poner en marcha la ampliación, que tendrá una superficie construida de 224.500 metros cuadrados. La falta de aparcamiento se suplirá tanto con estacionamientos disuasorios en superficie como con equipamientos subterráneos, para empleados, usuarios y pacientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es