31 de enero de 2020
31.01.2020
Cosme Damián Romay

Usuario de huertos urbanos en Elviña

"Mi mujer y yo intentamos cultivar nuestros alimentos y comprar en las ferias"

"Vivo en un piso de Juan Flórez, urbanita total, y tener una huerta es una delicia"

30.01.2020 | 22:37
Cosme Romay.

Cosme Damián Romay está realizando un doctorado en Biología en la Universidade da Coruña y ha alquilado dos de las huertas urbanas situados en el Lagar de Elviña, que empezó a trabajar en 2018.

¿La tierra es buena?

Son huertas buenas, con condiciones extraordinarias, muy protegidas de los vientos dominantes, y las condiciones para cultivar son óptimas. El primer año alquilé una, y el segundo, que es este, llevo otra con mi mujer, que también es doctoranda en la Universidade da Coruña. Una es de unos 24 metros cuadrados, la otra de unos 20.

¿Y a qué las está dedicando?

Depende de las parcelas, una es más seca y otra más húmeda. Se dan bien los pimientos, tomates, por ejemplo los de la variedad cherry... Ahora estamos recogiendo nabizas y grelos, pero meses atrás tuvimos una buena cosecha de calabacín y calabaza. También cultivamos berenjenas, lechugas de varios tipos, repollos, coles de Bruselas, que se dan muy bien... Tuvimos una pequeña plaga, porque no empleamos pesticidas y a veces hay infecciones fúngicas. En la zona hay muchas flores silvestres, y las dejamos para que vengan los polinizadores y se forme un pequeño ecosistema que va depredando a los insectos que se alimentan de los cultivos.

¿Venía de una familia que trabajaba el campo?

Yo soy de familia marinera, de O Grove, aunque llevo en A Coruña la mitad de mi vida. En casa siempre tuvimos una pequeña huerta, y de pequeño ayudaba a mis padres a sachar las patatas y hacer otras labores. Ahora vivo en un piso de la zona de Juan Flórez, urbanita total. Tener una huerta es una delicia.

¿Entre los que alquilan las huertas hay muchos otros estudiantes de Biología?

No, no, hay de todo, hay otros de Biología pero también otros de Química...

¿Qué le interesa de la agricultura, además de producir sus propios alimentos?

Se trata de cultivar desde un punto de vista ecológico y entender por qué funciona de esta manera. Miramos bien los temas de abonos, qué tipo de insectos polinizan las diferentes plantas... Eso nos gusta mucho.

¿Y la parte de compromiso ecológico y social, relativa a minimizar el consumo de agricultura industrial?

La macroproducción de alimentos, empleando con pesticidas, vendiéndolos envueltos en plásticos, cada vez está más cuestionada. Mi mujer y yo, hasta donde podemos, intentamos cultivar nuestras propios alimentos e ir a ferias: vamos a la feria de Cambre a comprar frutas y verduras, cojo de lo que cultivan mis padres... Es una agricultura mucho más de proximidad, y más sostenible. Eso de traer tomates desde la otra punta del mundo no me gusta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es