05 de febrero de 2020
05.02.2020

Alumnos del programa Abanca Resuena denuncian el retraso en el inicio del curso

El Consorcio para la Promoción de la Música alega que está en proceso de reestructuración del programa para mejorarlo y que no hay intención de cancelarlo

04.02.2020 | 21:55
Concierto de los participantes en el proyecto Abanca Resuena, en 2017, en el Palacio de la Ópera.

Los alumnos del programa social Abanca Resuena se quejan de que este año todavía no han empezado las clases de música que, en ocasiones anteriores, se iniciaban en octubre o noviembre. Ante estas demandas, el Grupo Mixto ha presentado una pregunta para su respuesta escrita en el Parlamento de Galicia. Y es que, justo este lunes, el Consorcio para la Promoción de la Música tuvo que prescindir de las becas a la excelencia que otorgaba desde el curso 2016-2017 para que sus estudiantes de la Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia pudiesen completar su formación en centros de alto rendimiento fuera de la Comunidad Autónoma. Con este recorte de 100.000 euros en las becas, el Consorcio consigue, al menos este ejercicio, salvar las agrupaciones infantiles.

El consejo tomó la decisión de cancelar estas ayudas debido a los problemas económicos que arrastra derivados de la deuda contraída por la Xunta con la institución, ya que, desde 2011, el Ejecutivo autonómico incumple los términos del convenio de financiación, que establece en tres millones de euros la partida mínima que la Xunta ha de dar cada año al Consorcio. La deuda asciende ya a cinco millones de euros.

Preguntado por este diario, el gerente de la Orquesta Sinfónica de Galicia, Andrés Lacasa, aseguró ayer que el programa Resuena, que cuenta con financiación de Abanca, está sufriendo una reestructuración para mejorarlo y que, por esa razón se ha retrasado el inicio de las clases y que hay "interés" en que continúe. Abanca no ha precisado las razones por las que las clases no se han iniciado.

La otra pata que financia este programa de integración social es el Concello, que respalda la continuidad del proyecto. Abanca aportaba aproximadamente 200.000 euros desde 2014 para el desarrollo de estas actividades de las que se benefician más de 300 menores, que encuentran en la música una vía para su integración social. Cada semana, los integrantes recibían clases individuales y también en grupo sobre lenguaje musical y de instrumentos en el centro cívico de Monte Alto y en el colegio Alborada, de Elviña. Abanca Resuena contaba, además, con otros programas, como el Coro de Manos Blancas, en el que niños y niñas con síndrome de Down, sordera y otras diversidades funcionales hacían música. El Grupo Mixto le preguntará a la Xunta si pondrá en marcha algún programa para paliar el hueco que deja este y acusa a Abanca de no querer aportar los 200.000 euros que financian el programa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es