07 de febrero de 2020
07.02.2020

Urbanismo hará inspecciones periódicas en A Zapateira para controlar los galpones

El Concello abrió el trámite para reponer la legalidad || El colectivo Anomias pide alternativas para los residentes

06.02.2020 | 20:44
Galpones en A Zapateira.

Hace diez días que el Concello anunció que enviaría notificaciones de inspección a galpones de A Zapateira y Feáns que están siendo utilizados como infravivienda. La actuación no acaba aquí. El concejal de Urbanismo Juan Díaz Villoslada, confirmó ayer en el pleno que "se realizarán inspecciones periódicas" para mantener el control y evitar que se vuelvan a utilizar. Sin embargo, el colectivo Anomias, formado por profesionales que defienden el fin de esta actividad, apunta que "el foco debe ponerse sobre los residentes para darles una alternativa", según detalla la arquitecta Cristina Botana.

Villoslada informó de que el área Urbanismo "está iniciando los trámites necesarios para que se reponga la legalidad urbanística en cuanto a usos". El Ayuntamiento descarta la demolición, a pesar de que hay órdenes de derribo de 2008 que caducan en 15 años, por lo que la opción municipal es precintar. Además, hay galpones que fueron construidos hace más de seis años, por lo que el plazo ha prescrito y ya no se pueden tirar.

"Sí se va a cesar el uso", dijo el edil, que desveló que su departamento mantuvo una reunión sobre esta problemática "con la dirección de la Escuela de Arquitectura", que coordinó el primer estudio que alertó sobre estas infraviviendas en el año 2008.

Doce años después el problema sigue y, señaló Villoslada, "hay en torno a 106 unidades en A Zapateira y 19 en Feáns". El colectivo Anomias, formado por arquitectos, un historiador, un diseñador editorial y una trabajadora social, defiende que "el problema es que este tema se está tratando como una infracción urbanística y, en realidad, lo que hay es un problema estructural de vivienda".

Botana explica que el colectivo está intentado "contactar con más residentes" de estas infraviviendas, pero "es muy complicado". "Están alarmados, y es lógico. Lo último que queremos es perjudicar a la gente que vive ahí. Lo que falta es una alternativa", confiesa la arquitecta, que insiste en que "el Concello debe hacer una investigación de lo que ocurre y analizar caso por caso".

Anomias defiende que el Gobierno local tiene la responsabilidad de ofrecer alternativas a los inquilinos afectados para que no se queden en la calle. "Hay que estudiar si hay casos de emergencia social", propone Botana.

Sobre la implicación de los servicios sociales y la necesidad de reubicar a los residentes, el concejal de Urbanismo aclaró que "este no es un caso de asentamientos precarios de carácter chabolista". "El equipo de Hábitat hizo un informe que recoge que los tres asentamientos precarios en la ciudad son en A Pasaxe, O Portiño y As Rañas. Eso no quiere decir que si existe un caso concreto de servicios sociales, se analice", analizó.

Villoslada reconoció que lo que ocurre en A Zapateira y Feáns es "una situación inadmisible", mientras que Anomias recuerda que "los alquileres que se exigen no son compatibles con los sueldos", de ahí que aparezcan este tipo de infraviviendas. Botana opina que "la política de acceso a vivienda no es eficaz", y asegura que, en caso de que se precinten los galpones y no se de alternativas a sus ocupantes, "muchas personas no van a encontrar alternativa".

El colectivo pide también la intervención de la Universidade da Coruña, que "no se ha posicionado y de ella salió el primer estudio sobre las infraviviendas en A Zapateira".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es